lunes 25/10/21
SOCIEDAD

Los efectos que el cambio horario provoca en el organismo y que pueden condicionar nuestro día a día

Los cántabros son los que más duermen de toda España

La madrugada de este domingo las 02:00 horas serán las 03:00 horas y dará comienzo el horario de verano, con el objetivo de aprovechar mejor la luz solar por la tarde y que se extenderá hasta el último fin de semana de octubre.

Muchos son los que se preguntan los perjuicios y beneficios que el cambio de hora puede tener no solo para la economía o el medio ambiente, principales razones que se dan a esta decisión de adelantar la hora, sino también en el organismo y, por consiguiente, la salud, de las personas al verse alterados sus horarios, especialmente las horas de sueño. Esto también ha generado un amplio debate en colectivos sociales y en los últimos años se han realizado incluso informes que tienen en cuenta estos aspectos, el ya mencionado ahorro de energía, la necesidad de armonización de horarios, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y sus repercusiones sobre la salud, entre otras.

El primer asunto sobre el que se las consecuencias de este cambio es el ya conocido ahorro de energía. La Comisión Europea asegura que la medida tiene impactos positivos en este ahorro, en los sectores de transporte, comunicaciones, seguridad vial, condiciones de trabajo, modos de vida, salud, turismo o el ocio.

Sin embargo, cada vez son más las voces que aseguran que este cambio horario tiene consecuencias negativas para la salud de carácter transitorio, que van desde la somnolencia hasta los trastornos digestivos. En concreto, uno de los problemas principales son los problemas de sueño, lo que se traduce en un menos y peor descanso. Incluso se pueden ver reflejado nada más despertarse, con una sensación de no haber descansado bien.

Los estados de ánimo es otro de los aspectos en los que puede influir el cambio horario, con una posible alteración de ellos debido precisamente a esta falta de descanso. Además de irritabilidad y mal humor, pudiendo llegar incluso a la depresión o ansiedad

Por otro lado, la modificación horaria puede producir en las personas un bajo rendimiento intelectual y físico, acompañado de una sensación de general fatiga. Algo que no se queda ahí, ya que muchas áreas de la vida dependen de un buen estado de ánimo y bienestar para poder desarrollarlas con éxito. Una consecuencia clara de este cansancio generalizado se verá en la reducción del rendimiento en el trabajo y una menor productividad. En general afectará a las tareas que requieren una mayor concentración y precisión.
 

Comentarios