martes. 05.03.2024

El finales de la primavera de 2020, se observó que algunos pacientes de Covid-19 todavía tenían síntomas semanas después de superar la infección inicial; semanas que se convirtieron en meses para muchos pacientes. A estos pacientes se les diagnosticó Covid-19 'persistente', 'larga' o 'permanente', otorgándole un mínimo de tiempo de duración (tres meses) y síntomas asociados comunes (en su mayoría) en los afectados.

Ahora esta terminología y su concepto ha saltado a otras enfermedades respiratorias como el resfriado. Si has tenido tos, dolor de estómago y diarrea más de 4 semanas después de la infección inicial respiratoria y agudas, y confirmar que no era COVID-19, estás sufriendo un 'resfriado permanente'. Aunque puede que solo se esté poniendo nombre al 'resfriado mal curado' al que se ha hecho referencia toda la vida.

Han sido investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido) quienes han descubierto que las personas pueden experimentar tras un resfriado síntomas a largo plazo asociados a esa afección. El estudio y sus conclusiones, que han sido publicadas en 'EClinicalMedicine' de 'The Lancet', señalan que, si bien la gravedad de una enfermedad parece ser un factor clave del riesgo de síntomas a largo plazo, se están realizando más investigaciones para establecer por qué algunas personas sufren síntomas prolongados mientras que otras no.

Los hallazgos sugieren que puede haber impactos duraderos en la salud después de infecciones respiratorias agudas no relacionadas con la Covid-19, como resfriados, gripe o neumonía, que actualmente no se reconocen. Sin embargo, los investigadores aún no tienen evidencia que sugiera que los síntomas tengan la misma gravedad o duración que en el coronavirus.

La investigación, financiada por Barts Charity, comparó la prevalencia y la gravedad de los síntomas a largo plazo después de un episodio de Covid-19 con un episodio de otra infección respiratoria aguda que dio negativo en la prueba de Covid-19. Aquellos que se recuperaban de Covid-19 tenían más probabilidades de experimentar aturdimiento o mareos y problemas con el gusto y el olfato en comparación con aquellos que tenían una infección respiratoria no relacionada con Covid-19.

Si bien el Covid prolongado es ahora una afección reconocida, se han realizado pocos estudios que comparen los síntomas a largo plazo después de la infección por el coronavirus SARS-CoV-2 con otras infecciones respiratorias.

El estudio es el último resultado de COVIDENCE UK, el estudio nacional sobre COVID-19 de la Universidad Queen Mary de Londres, lanzado en 2020 y aún en seguimiento, con más de 19.000 participantes inscritos. Este estudio analizó datos de 10.171 adultos del Reino Unido, con respuestas recopiladas mediante cuestionarios y análisis estadísticos realizados para identificar grupos de síntomas.

La investigadora de la Universidad Queen Mary de Londres y autora principal del estudio, la doctora Giulia Vivaldi, afirma que sus hallazgos arrojan luz, no solo sobre el impacto del Covid prolongado en la vida de las personas, sino también sobre otras infecciones respiratorias. "La falta de conciencia, o incluso la falta de un término común, impide tanto la notificación como el diagnóstico de estas afecciones", afirma.

A medida que continúa la investigación sobre el Covid 'persistente', los investigadores afirman que se debe aprovechar la oportunidad para investigar y considerar los efectos duraderos de otras infecciones respiratorias agudas. "Estas infecciones 'largas' son muy difíciles de diagnosticar y tratar principalmente debido a la falta de pruebas de diagnóstico y a la gran cantidad de síntomas posibles. Sólo durante mucho tiempo se han investigado más de 200 casos de Covid-19", afirma.

Por otro lado, el profesor Adrian Martineau, investigador jefe de COVIDENCE UK y profesor clínico de infección respiratoria e inmunidad en la Universidad Queen Mary de Londres afirma que sus "hallazgos pueden coincidir con la experiencia de personas que han luchado con síntomas prolongados después de haber tenido una infección respiratoria a pesar de que las pruebas dieron negativo para COVID-19".

La investigación en curso sobre los efectos a largo plazo de la Covid-19 y otras infecciones respiratorias agudas es importante porque puede ayudar a llegar a la raíz de por qué algunas personas experimentan síntomas más prolongados que otras. En última instancia, esto podría ayudar a identificar la forma más adecuada de tratamiento y atención para las personas afectadas.

"Estos hallazgos resaltan no sólo los síntomas a largo plazo que experimentan las personas después de la infección por Covid, sino también las personas después de otras infecciones respiratorias agudas. A medida que aprendemos más sobre los síntomas prolongados de Covid y sus posibles tratamientos, estudios como este ayudan a crear una mayor conciencia sobre otras infecciones respiratorias prolongadas que pueden pasar desapercibidas", concluye Victoria King, directora de Financiamiento e Impacto de Barts Charity.

Descubren que pueden existir resfriados 'persistentes', al igual que ocurre con la...
Comentarios