viernes 27/5/22

Ejercitarse es ahora una tarea complicada encerrados entre cuatro paredes, por eso cualquier sitio es válido para no dejar la buenas costumbres a un lado y quienes cuentan con balcones o espacios al aire libre tienen una especial ventaja. Los balcones y terrazas no solo se han convertido en lugar concurrido a las 20:00 horas bajo el sonido de aplausos, gritos y sirenas en apoyo a los sanitarios. También se han transformado en paseos, calles, o incluso pistas de atletismo bajo la imaginación de quienes combaten el confinamiento con esperanza y sentido del humor. 

Comentarios