sábado. 02.03.2024

Plenoil, empresa líder en el sector de las estaciones de servicio automáticas, ha realizado una encuesta sobre los hábitos de movilidad y consumo de energía de los españoles como parte del proyecto Transición Posible que lanza hoy. Esta iniciativa busca vertebrar, mediante la escucha y el diálogo, las necesidades de todos los actores implicados en la transición hacia un modelo energético sostenible con el fin de avanzar en la lucha contra el cambio climático.

Así, según el Estudio sobre la transición energética, casi 7 de cada 10 conductores cántabros no se plantea comprar un vehículo eléctrico en los próximos años (69,2%). Entre las principales causas que llevan a descartar la opción de adquirir un coche eléctrico está la escasez de puntos de recarga (para el 61,1%), su elevado precio (55,6%), el tiempo de carga (38,9%), el precio de la electricidad (33,3%) y la idea de que este tipo de coches no son el futuro (27,8%). Por comunidades autónomas, vascos, cántabros y gallegos son los que menos se plantean la compra de un coche eléctrico.

Por el contrario, solamente el 26,9% de los encuestados está analizando o entra dentro de sus posibilidades la adquisición de un vehículo eléctrico, mientras que solo un 3,9% cree que lo hará. A pesar de que se pueden solicitar ayudas económicas para la compra de un coche eléctrico, un 38,5% de los cántabros asegura que no las solicitaría en ningún caso, el 34,6% se plantearía solicitarlas, mientras que el 26,9 % las solicitaría solo si la ayuda acercara el precio del coche eléctrico al de uno de gasolina o gasoil. 

A la pregunta concreta sobre la percepción, en relación al desarrollo de la infraestructura de recarga del vehículo eléctrico en España, el 88,5% de los encuestados considera que es insuficiente para que sea el vehículo principal (34,6 %) o totalmente insuficiente (53,9 %), mientras que un 3,9 % cree que es suficiente para entornos urbanos, pero no para trayectos de larga distancia.

“Mientras avanzamos hacia un modelo más respetuoso con el medioambiente, desde Plenoil apostamos firmemente por la optimización de recursos en todas nuestras instalaciones con el objetivo de reducir al máximo nuestro impacto en el sector. Así, estamos invirtiendo 8 millones de euros en la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos para finales de 2023, manteniendo la independencia en la fijación del precio final de venta”, comenta José Rodríguez de Arellano, CEO de Plenoil. “A pesar de nuestros esfuerzos, todavía queda mucho por hacer. Por ejemplo, en España tenemos actualmente poco más de 30.000 puntos de recarga, que se queda muy lejos de los 80.000-100.000 previstos en nuestro país para este año”, matiza.

Esta encuesta de Plenoil a la sociedad también pone de manifiesto que en los hogares cántabros los coches diésel (61,5 %) y de gasolina (46,2 %) siguen siendo los medios de transporte por excelencia, seguidos de híbridos (11,5%) y destacando la inexistencia de los eléctricos entre los encuestados. A la pregunta “¿Qué medio de transporte es el que utilizas principalmente para desplazarte?”, un 65,4% de los cántabros utilizan principalmente el coche propio, de los cuales el 7,7% le da un uso profesional para desempeñar su trabajo.

Entre los motivos por los que los cántabros optan por el coche propio para desplazarse está la comodidad (para el 58,8 %), el no tener que esperar el transporte público (58,8%), la posibilidad de dirigirse donde necesita (un 41,2 %) y la rapidez (29, 4%). Por el contrario, entre las principales razones para no usar el vehículo propio están las dificultades para aparcar (44,4 %), la elección de medios menos contaminantes (33,3 %) y por un coste menor (22,2 %). Como segunda alternativa de transporte, los cántabros optan por desplazarse caminando (31 %), mientras que el 3,8 % de los encuestados afirma desplazarse en transporte público. Por el contrario, entre los encuestados, se descarta el uso de la bicicleta o patinete y el carsharing. 

UN ESPACIO DE DEBATE PARA QUE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA SEA UNA REALIDAD

Tomando los datos de esta encuesta, Transición Posible es un espacio de escucha y diálogo en el que Plenoil invita a las administraciones públicas, tejido empresarial y productivo y a la ciudadanía a participar con el objetivo de identificar los hándicaps que pueda tener la transición energética ante el planteamiento actual y buscar de forma conjunta las soluciones a esos retos para que el proceso de descarbonización sea posible y no deje atrás a nadie. “La importancia de progresar urgentemente hacia energías limpias es incuestionable, pero todavía hay interrogantes con respecto a la trayectoria y los plazos para reducir la emisión global de carbono”, asegura el CEO de Plenoil.

En la página web www.transicionposible.es, José Rodríguez de Arellano reconoce que la transición energética tiene distintas velocidades y hay sectores a los que les está costando más o ni siquiera se plantea poder hacer el cambio de modelo que requiere. “La transición puede ser posible, pero hemos de superar, entre todos y sin dejar a nadie atrás, los frenos que actualmente plantea, dando lugar a un proceso de escucha que vertebre las necesidades de todos los actores”, explica José Rodríguez de Arellano. “Al ofrecer al menor coste una de las energías necesarias, desde Plenoil adoptamos un rol facilitador para vehicular la transición, garantizando la estabilidad de un servicio esencial como es la movilidad”, añade.

Como parte del proyecto Transición Posible, Plenoil liderará la escucha a grupos de interés involucrados en la transición energética y elaborará de la mano de un experto en transición energética un informe que recoja los retos principales que se plantean y las posibles soluciones conjuntas para conseguir esa Transición Posible.

LOS HOGARES CÁNTABROS SE ABASTECEN DE ENERGÍA TRADICIONAL

Por otro lado, el Estudio sobre la transición energética también analiza el consumo energético en los hogares. Así, la totalidad de los encuestados cántabros cuentan en sus hogares con fuente de energía tradicional (100%), ya sea electricidad (30,8%), gas (3,9%) o ambas (65,4%). Por otro lado, el 73,1% de los encuestados no cree que cambie de proveedor habitual de gas y electricidad por otro que garantice un origen más renovable de dicha energía, mientras que al 15,4 % les gustaría cambiar, pero no se lo pueden permitir económicamente, y el 11,5 % sí piensa que lo hará.

“En Plenoil somos pioneros en la instalación de placas fotovoltaicas en toda nuestra red con el objetivo de generar en 2023 un autoconsumo del 36% y evitar la emisión de más de 900 toneladas de CO2. Gracias a un acuerdo, el resto de la energía que consumimos es producida con fuentes 100 % renovables”, afirma el CEO de la compañía.

Otro aspecto a tener en cuenta en la transición energética es la digitalización. Casi la totalidad de los encuestados (88,5%) ha realizado trámites digitales. A pesar de esto, el 34,6 % de los cántabros asegura sentirse incómodo utilizando medios digitales en su día a día -de los cuales un 15,4% necesita ayuda para llevar a cabo dichos trámites.

Cerca del 70% de conductores cántabros no se plantea comprar un vehículo eléctrico en...
Comentarios