martes. 16.04.2024

La Asociación de Vecinos de las plazas de Pombo-Cañadío y Ensanche ha presentado alegaciones al mapa estratégico del ruido de Santander, porque a su juicio es un análisis "incompleto", ya que "no contempla la medición" del bullicio derivado del ocio.

"Esta es una fuente muy relevante de ruido ambiental que afecta de manera significativa a un gran número de residentes", ha subrayado el colectivo en un comunicado, en el que ha indicado que este mapa estratégico es una herramienta diseñada para evaluar globalmente la exposición al ruido en una zona determinada.

En este sentido, los vecinos señalan que el exceso de ruido procedente del ocio ha sido descrito como "un sonido exterior no deseado, nocivo y generado por la actividad humana" y está regulado a nivel estatal y europeo.

Añaden que el mapa del ruido de Santander, que ha estado sometido a información pública durante un mes, "omite en su estudio este ruido", por lo que consideran "imprescindible" una revisión y una ampliación del mismo.

Al hilo, la AAVV ha asegurado que el Ayuntamiento dispone de un estudio acústico "que no hace público". "Sería fácil incorporar los resultados del mismo en el mapa del ruido para adoptar de forma urgente medidas para reducir los niveles de ruido causados por las actividades de ocio".

Asimismo, la asociación ha subrayado que el mapa de ruido de 2016 ya acreditaba mediciones de bullicio nocturno, llegando a alcanzar valores de 67,6 dB(A), en el Río de la Pila, mientras que en la Plaza de Cañadío ascendía a 75,9 dB(A). "El límite de los decibelios establecidos por la Ley 37/2003 y la Ordenanza Municipal de Santander para las zonas residenciales es de 55", ha denunciado al respecto.

Vecinos del centro ven "incompleto" el mapa del ruido de Santander por "obviar el...
Comentarios