sábado. 02.07.2022

Santander organiza diversas actividades con motivo del 8M. Álvaro Lavín, concejal del área, analiza la situación actual con motivo de esta fecha.

La realidad es que a nivel formal nos queda trabajo

¿Qué actividades va a llevar a cabo Santander con motivo del 8M?

Desde el Ayuntamiento de Santander organizamos diversas actividades con el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía sobre lo importante que es hacer un homenaje a las mujeres y lo que nos queda por trabajar para conseguir la plena igualdad de hombres y mujeres. En este sentido, destacar la Declaración Institucional que se leyó en el pleno del pasado mes de febrero, el patrocinio de la Carrera de la Mujer del 6 de marzo, la creación de dos guías como son: “Cómo acabar con la desigualdad” y “Consejos para mantener una relación sana”.  Pero dentro de todas, me gustaría destacar la campaña en las marquesinas de los autobuses “Mujer tenías que ser…” y, por supuesto, nuestra presencia en la manifestación del 8 de marzo desde Puerto Chico hasta la Plaza del Ayuntamiento.

¿Qué políticas sociales tiene en marcha el Ayuntamiento en materia de Igualdad?

Si bien en los últimos años se ha avanzado mucho en la igualdad entre hombres y mujeres, la realidad es que a nivel formal nos queda trabajo. Por eso, desde el área de Igualdad del Ayuntamiento de Santander, trabajamos en cuatro puntos. El primero sería el empleo de las mujeres, a través de la Agencia de Desarrollo Local. El segundo sería la conciliación laboral y familiar con un programa de conciliación que incluye proyectos como las becas de guardería, las ludotecas, el Veranuco, los Campus juveniles, el Inviernuco, etc... El tercero sería la prevención de la violencia y la atención las víctimas a través del centro de Igualdad, y desde el Punto de Atención Integral a la Violencia (PAIV), como servicio especializado.  Y el cuarto y último sería fomentar la participación ciudadana a través del Consejo de Igualdad.

Son las mujeres las que se encargan aún a día de hoy de los cuidados en el ámbito personal y familiar, ¿cómo se puede avanzar en este campo para alcanzar una igualdad real?

Para avanzar en la igualdad real en el ámbito concreto de los cuidados es necesario trabajar en dos ámbitos. En primer lugar, rompiendo con los estereotipos de género que nos marcan qué sexo es adecuado para ejercer cuidados y en segundo lugar avanzando en políticas públicas que faciliten estos cuidados. En nuestra sociedad hasta el día de hoy la familia es el principal recurso para los cuidados y, al estar ligado al sexo, recae principalmente en las mujeres. Y yo creo que el trabajo de los cuidados debe ser asumido por hombres, mujeres y de manera colectiva por la sociedad en forma de políticas públicas.

Los cambios sociales son consecuencia de una modificación en la estructura de una sociedad que puede afectar a sus valores

Es verdad que ha habido grandes avances en los últimos años en este sentido, pero sigue siendo una tarea pendiente de las administraciones públicas facilitar los cuidados y favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Por este motivo trabajamos tanto desde mi área en conciliación.

¿Están las mujeres logrando romper los techos de cristal del mundo laboral?

La única forma de romper con el techo de cristal es involucrando a toda la sociedad. Parte de esta responsabilidad es de las administraciones públicas, y otra parte de las empresas privadas, que deben implicarse, no solo cumpliendo con las leyes, sino creando entornos donde se facilite la conciliación de la vida familiar y laboral, tanto para las mujeres como para los hombres, ya que ellos también son padres. Mientras sigamos pensando que la igualdad es cosa de mujeres o que las medidas de conciliación son solo para mujeres, no romperemos esos techos.

¿Crees que podremos llegar a la igualdad real en algún momento?

Los cambios sociales son consecuencia de una modificación en la estructura de una sociedad que puede afectar a sus valores, normas y/o tradiciones. El inicio de un cambio social puede ser lento, pero en el momento en el que se pone en marcha es difícil pararlo, y eso es lo que está ocurriendo con la igualdad de género. En menos de 30 años, las mujeres se están incorporando de forma gradual a todos los niveles y ámbitos laborales y sociales, incluso en aquellos sectores en los que tradicionalmente no se les permitía participar. Pero, a pesar de los avances jurídicos y sociales aún queda mucho por hacer. Debemos recordar que promover la igualdad de oportunidades es beneficioso para hombres y mujeres y es una de las prioridades sociales del siglo XXI, respaldada por normas nacionales e internacionales.

¿Qué están significando los protocolos de violencia de género para las mujeres maltratadas?

Los protocolos para la información, detección, tratamiento, seguridad y acompañamiento de las mujeres víctimas de violencia tienen una gran importancia.

Tenemos que tener en cuenta que muchas de estas mujeres tienen dificultades para interponer denuncia (por el duro camino emocional y familiar que supone) e incluso para reconocerse como víctimas. El que existan campañas publicitarias, servicios de atención telefónica como el 016, protocolos en el ámbito sanitario para denunciar estas situaciones ayudan mucho a estas mujeres a romper el silencio. Los servicios de atención integral que se ofrecen desde el Centro de Igualdad de Santander, donde se asesora a nivel psicológico, social, laboral y jurídico son importantísimos.

Todos estos servicios tienen una gran relevancia en la recuperación de estas mujeres y de sus familias, porque hay que recordar que muchas de estas víctimas tienen hijos e hijas a su cargo que también son víctimas de violencia.

Comentarios