viernes 27/5/22

Un conductor ha triplicado la tasa de alcohol permitida después de colisionar contra otro vehículo, en el túnel del Centro Botín en Santander, y ser perseguido por el segundo turismo implicado hasta la Avenida de los Castros. El accidente tuvo lugar a las 20:05 horas y se saldó con daños materiales, pero uno de los automovilistas abandonó el lugar sin facilitar datos, siendo perseguido por el otro.

Después, agentes de la Policía Local realizaron la prueba de la alcoholemia al conductor que huyó y resultó positiva, al superar en más del triple la tasa permitida, por lo que se instruyeron diligencias judiciales, en calidad de investigado no detenido, por un supuesto delito contra la seguridad vial. El vehículo fue retirado por una grúa al Depósito de Ojaiz.

Además, a las 13:30 horas se produjo un accidente en la confluencia de las calles Lealtad y Juan de Herrera, donde un turismo atropelló dentro de paso de cebra regulado por semáforos a un hombre que resultó herido. Fue atendido por una ambulancia del 061 y trasladado al Hospital de Valdecilla.

Por otro lado, a las 00:10 horas, durante un requerimiento en la calle Gutiérrez Solana, los agentes identificaron y denunciaron a cuatro jóvenes por consumo de alcohol en la vía pública (uno de ellos menor de 17 años, al que incautaron una navaja). Y denunciaron a otro por molestar con un aparato reproductor portátil con altavoz.

Finalmente, a las 23:30 horas denunciaron en el Grupo los Pinares a una mujer en cuya vivienda estaban reunidos varios jóvenes que causaban molestias de música, voces y cánticos elevados.

Y a las 00:55 horas en la Avenida Cardenal Herrera Oria denunciaron a otro hombre, también por tener en su casa un grupo de jóvenes causando molestias a los vecinos.

Comentarios