sábado. 13.04.2024

El Ayuntamiento de Santander está trabajando ya en la nueva ordenanza de terrazas, que será "súper valorada y pensada", "participativa", "tendrá en cuenta todo", incluido los estudios acústicos que se están realizando en algunas zonas de ocio de la ciudad, y buscará "el equilibrio" entre la actividad de los hosteleros y el descanso y convivencia vecinal, según ha garantizado la alcaldesa, Gema Igual, aunque sin dar plazos.

Dicha ordenanza atenderá cuestiones como horarios, sanciones o dimensiones de las terrazas. Así ha avanzado que, por ejemplo, "se está pensando" y está "encima de la mesa" la posibilidad de que cada terraza se limite "con algo visible" para que todo el mundo -Policía, vecinos, hosteleros y clientes- conozca las dimensiones que están permitidas en cada caso.

La alcaldesa ha reconocido que abordar el tema de las terrazas es un trabajo "complejo" y "difícil" pero es un tema que "se va a regular". De hecho, ha indicado que ya ha habido una primera reunión a la que han asistido técnicos de los servicios municipales con implicación en este este asunto "para poder conocer qué hay que cambiar".

También ha avanzado que habrá reuniones con vecinos, hosteleros y aquellos que quieran aportar sugerencias. "No me voy a poder reunir con los 172.000 habitantes, pero va a haber información pública y todos van a poder aportar. La ordenanza va a ser participativa para que luego pueda ser respetada", ha dicho.

Igual cree que esta ordenanza va a ser "una de las medidas que más van a valorar los vecinos y también la hostelería". Es consciente de que puede que lo que se haga puede que "no le guste a toda la gente", pero ha indicado que el objetivo es que "sean más las personas que se beneficien que las que se perjudica" y que "no haya nadie súper perjudicado ni superbeneficiado".

En lo que sí ha insistido Igual es que en las ciudades debe haber zonas de ocio y terrazas porque forman parte de la actividad económica de la ciudad. "No les voy a quitar la terrazas a los hosteleros, pero hay que regularlo", ha dicho la alcaldesa. "A todos nos encantaría que el bar de moda esté lejos pero no tan lejos como para no poder ir andando y eso lo tenemos que regular nosotros y es difícill", ha añadido.

La alcaldesa ha señalado, además, que ya está tomando medidas y todos los días la Policía Local está multando, tanto a establecimientos que incumplen la normativa como a ciudadanos que generan molestias por beber en la calle o por botellón.

Igual ha hecho estas declaraciones este viernes a preguntas de los medios de comunicación sobre los estudios acústicos hechos en zonas de la ciudad como Cañadío, Peña Herbosa y el Río de la Pila que supuestamente superan los niveles de ruido nocturno permitidos por ley, según ha dado a conocer el concejal del grupo mixto (IU-Podemos), Keruin Martínez.

Las terrazas de los hosteleros en el centro de Santander generan conflicto
Comentarios