viernes. 09.12.2022
SUCESOS

"Existe un estado de alarma y tensión en aumento. Es muy difícil vivir con esa inseguridad”

Calle Camus | Foto: Google Maps
Calle Camus, una de las zonas donde se han producido robos | Foto: Google Maps

En las últimas semanas se han producido diferentes robos en viviendas de Cueto, que están inmersas en una oleada constante de estos hurtos. La Asociación de Vecinos de Cueto pide más seguridad y vigilancia en la localidad para poder recuperar la armonía y convivencia en el norte del municipio de Santander. La organización informa a través de una nota de prensa que los robos han sido denunciados a la Policía Nacional, que tiene constancia de los hechos, abriendo las correspondientes investigaciones.

“Existe un estado de alarma y tensión en aumento entre los vecinos, cuando que se van conociendo nuevos incidentes, hace días pedimos tranquilidad desde la asociación y denunciar todo lo que vaya sucediendo, pero es muy difícil vivir con esa inseguridad en un territorio como el pueblo de Cueto”, afirman.

Desde la asociación de vecinos se dirigieron el pasado sábado 22 de octubre, por escrito, a la Delegación del Gobierno en Cantabria, solicitando más vigilancia policial, información y también formación para poder afrontar este problema. De igual forma notificaron lo ocurrido al Ayuntamiento de Santander que se ofreció aumentar las rondas de sus patrullas, “pero ambas cosas parece que no son suficientes para los dueños de lo ajeno”, sostienen.

El próximo lunes 7 de noviembre a las 19:30 horas, la Policía Nacional impartirá una conferencia sobre seguridad en la asociación de vecinos de Cueto -calle Camus 6,- así como ya facilitó consejos que se están repartiendo entre los vecinos, informan desde la asociación.

Los robos se han producido por zonas, calle Camus, Arriba, Inés Diego del Noval, Arsenio Odriozola, en viviendas en horas que están vacías en esos momentos o trasteros. La preocupación de la asociación “es grande” ya que en Cueto “muchas de estas viviendas son de personas mayores, que viven solas, jubiladas y pensionistas”.

Estos robos tienen una gran consecuencia en muchos aspectos para los vecinos de Cueto, seguridad, salud, pero sobre todo rompen la armonía y los hábitos que cada uno tiene, así como aumenta la desconfianza en el otro, apuntan los afectados. “En situaciones como esta nuevamente tenemos que hablar de esa parte de la ciudad que no se ve, donde nunca sucede nada, donde se puede venir sin problema en busca de refugio para el botellón, a dejar escombros o basuras en cualquier esquina, donde deberían mejorar muchas cosas, comunicaciones, iluminación, ordenación de territorio, atención sanitaria, atención a los mayores, a familias desfavorecidas y por supuesto seguridad”.

La asociación critica también “la falta de profesionalidad de las compañías que venden lo que ellos llaman seguridad", "aprovechan la ocasión para vender sus productos de protección sin ningún escrúpulo, creando más sensación de inseguridad y miedo, provocando decisiones equivocadas en cuanto a la protección de nuestras viviendas”, sentencian. Denuncian que “estas compañías se están comportando como buitres al olor de la sangre, desplegando por la zona todo un batallón de vendedores de alarmas, anticipándose incluso a los cuerpos de seguridad del estado o de la ciudad”. 
 

Comentarios