lunes. 27.06.2022

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Santander ha registrado alegaciones para "detener" la instalación de gasolineras cerca de las actividades especialmente vulnerables, como colegios, centros de salud o residencias, a través de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que introduzca una distancia mínima de 100 metros, afectando a todos los suelos y no sólo al residencial, para que tenga "plena efectividad en el conjunto del municipio".

Así se contempla en el documento que ha preparado el PSOE y que facilitará próximamente a asociaciones de vecinos, de padres y otros colectivos que se puedan ver afectados, para que PP y Ciudadanos "escuchen este clamor", según ha avanzado este miércoles en nota de prensa el portavoz socialista, Daniel Fernández.

"Evitar la instalación de gasolineras cerca de colegios, centros de salud, hospitales, residencias de ancianos, parques o recintos deportivos al aire libre no solo es lógico sino también necesario por motivos de seguridad y de salud, que son razones de interés general de los santanderinos que tiene que defender el Ayuntamiento", ha instado.

En esta línea, Fernández ha aseverado que, en el uso de sus competencias de Urbanismo y con las leyes estatales vigentes, el Ayuntamiento puede invocar "razones imperiosas de interés general" para establecer estas distancias mínimas entre estas actividades económicas y equipamientos "especialmente vulnerables".

De esta manera, ha lamentado una vez más la "falta de voluntad" del equipo de Gobierno PP-Cs, al que ha instado a "rectificar" sus políticas de Urbanismo "hostil", porque "estamos a tiempo de paralizar las dos gasolineras que han generado alarma en la ciudad", la del IES Cantabria (calle Repuente 53) y frente al colegio de Nueva Montaña.

"Desde el PSOE siempre hemos dicho que ni una gasolinera más en la ciudad que no sea por interés general, con consenso social y político, y es claro que estas gasolineras a las puertas de colegios o institutos no son necesarias, porque ya hay suficientes en ambos entornos, y generan alarma y rechazo por los riesgos de seguridad y salud de los menores", ha agregado.

MODIFICACIÓN DEL PGOU "INSUFICIENTE"

En el escrito registrado, que firma el concejal adscrito a la Comisión de Desarrollo Sostenible, Javier González de Riancho, el Grupo Socialista presenta sus alegaciones en el periodo de exposición pública de la reforma del PGOU relativa al régimen de implantación de gasolineras y estaciones de servicio que plantea el equipo de Gobierno.

Los socialistas critican que esta modificación es "insuficiente a todas luces", porque, aunque prevé una distancia de 50 metros a viviendas y de 100 metros a zonas vulnerables, "no evita las instalaciones junto a dos equipamientos educativos" -los citados centros-- ni la gasolinera proyectada en la calle Castilla 58.

Esto es así, explican, porque la Concejalía de Urbanismo "limita los efectos a parcelas, zonas y subzonas de uso dominante residencial", con el argumento de que la Ley de Hidrocarburos considera estas actividades compatibles con el suelo productivo, algo en lo que el PSOE manifiesta su "profundo desacuerdo".

Y es que, tal y como exponen, "esa interpretación de la ley que hacen PP y Cs lleva a que no sea de aplicación distancia alguna con las actividades especialmente vulnerables que se pretenden proteger", renunciando a aplicar "en toda su dimensión" las "razones imperiosas de interés general" por, insisten, "falta de voluntad política".

De esta manera, los socialistas explican varias leyes, sentencias judiciales y posicionamientos de organismos estatales de control de la competencia, como la Comisión Nacional para los Mercados y la Competencia (CNMC), que avalan que "prevalece siempre el interés general".

Entre éstas, apuntan "el medio ambiente y el entorno urbano, la seguridad o salud públicas, así como protección del patrimonio histórico artístico", recogidas ampliamente en la legislación estatal, como la Ley 'Paraguas', la Ley General de Unidad de Mercado (LGUM) o la Ley de Bases de Régimen Local.

De hecho, recalcan que el mismo expediente tramitado por Urbanismo contempla el interés general de "preservar la salud y evitar la contaminación del aire en zonas de especial vulnerabilidad por presencia de niños, mayores y personas enfermas".

Y cita los estudios del Departamento de Química de la Universidad de Murcia sobre el benceno que se libera en los puntos de suministro de gasolina y gasoil asociado a un "mayor riesgo de cáncer", así como posicionamientos de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) y varios otros contenidos en un informe de la CNMC de 22 de febrero de 2022.

LAS ALEGACIONES

En su parte dispositiva, las alegaciones del PSOE apuestan por aplicar distancias mínimas de 100 metros entre puntos de suministro de combustible y equipamientos vulnerables "en todo el municipio y con independencia de la calificación del suelo", sean educativos, sanitarios, asistenciales, culturales, parques públicas o instalaciones deportivas al aire libre. "En cualesquiera usos del suelo sobre los que se pretendan instalar estos negocios en la ciudad de Santander", inciden.

Para ello, el PSOE insta a elaborar los informes y memorias por los órganos competentes a fin de "que se fundamente y motive de forma debida, por razones imperiosas de interés general, el establecimiento del régimen de distancias indicado respecto a la instalación de gasolineras y estaciones de servicio".

Respecto a las gasolineras que están en construcción, el Grupo Socialista propone una ampliación del ámbito de suspensión de licencias "a la totalidad del municipio", como permite el artículo 65.1 de la Ley del Suelo de Cantabria (LOTRUSCA), que contempla que "en cualquier momento se podrá modificar el ámbito territorial o material de la suspensión".

Finalmente, llama a adoptar "todas las medidas pertinentes y previstas" en la LOTRUSCA (Art. 65.7) para "la paralización de las obras en todas las gasolineras en construcción que se vayan a ver afectadas por esta modificación del PGOU".

Comentarios