viernes. 14.06.2024

La Asociación de Turismo Rural de Cantabria ha lanzado recientemente una nueva campaña para detectar los alojamientos turísticos no registrados en la Dirección General de Turismo del Gobierno. Como recuerda la propia asociación, estos alojamientos deberían contar con un registro oficial que avale su actividad empresarial, por lo que, en caso de no tenerlo, se encontrarían en situación ilegal para desarrollarla, señalaba la asociación en nota de prensa. Y es en esa situación ilegal en la que se encontraría el 90% de los 6.000 pisos turísticos que tiene Santander.

Así lo ha recordado el portavoz municipal del PRC en el Ayuntamiento de Santander, Felipe Piña, a raíz de los datos arrojados por esta Asociación, que apuntan a que tan solo 600 de estas viviendas turísticas (el 10% del total) están dadas de alta en el registro de la Consejería de Turismo.

Es por esto que Piña ha solicitado este lunes el censo que recoge las viviendas turísticas que existen en la ciudad y que ha sido elaborado por el Ayuntamiento de Santander, tal y como ha manifestado la alcaldesa, Gema Igual. En un comunicado, el regionalista ha reclamado a la regidora que "agilice" la redacción de la ordenanza para regular este tipo de viviendas, "tal y como prometió en su programa electoral".

De esta manera, Piña ha abogado por potenciar un turismo "de calidad y controlado" para evitar que Santander "se masifique de forma incontrolada" y que ocurra "lo que hemos visto en otras ciudades, donde los vecinos acaban siendo los máximos perjudicados y se frena la actividad económica de la ciudad". Asimismo, ha señalado la necesidad de buscar un "equilibrio" entre el número de pisos turísticos y las plazas que el sector hotelero pone a disposición de los turistas.

NO HAY PROBLEMA

A la luz de estos datos, Igual ha asegurado que Santander no tiene un "problema" con los pisos turísticos, aunque ha insistido en trabajar junto al Gobierno regional en regular la actividad para "anticiparnos" y evitar así la masificación de la ciudad. La regidora ha insistido en que la finalidad del Ayuntamiento es que los pisos turísticos tengan "igualdad de condiciones" que otros establecimientos y empresas turísticas que hay en la ciudad. En este punto, ha reiterado que es al Gobierno de Cantabria a quien le "corresponde" tener inspectores que regulen la actividad que se está realizando.

Ha recordado asimismo que el Ayuntamiento ya ha dado "el primer paso" realizando un censo de esas viviendas turísticas, mediante la publicidad en portales de internet, con el objetivo de "no masificar" la ciudad "sin tener conocimiento de ello", y en la actualidad hay casi las "mismas plazas" en establecimientos hoteleros que en pisos turísticos.

La regidora, que ha insistido en la necesidad de regular la actividad para tener "control y conocimiento", ha señalado al respecto la posibilidad de que alguien que tenga un hotel le interese ampliar su negocio y tener apartamentos turísticos; o alguien que tenga apartamentos turísticos le interese complementarlo con un hotel. Ha afirmado que las licencias de hoteles en Santander están "aumentando", así como la llegada de grandes cadenas del sector de la hotelería. "Santander está de moda", ha celebrado.

No obstante, ha abogado por "anticiparnos a ese problema, que no tenemos en Santander, pero que podemos llegar a tener, que es no saber la carga de la ciudad y hacer una ciudad masificada". "No es bueno que 60 o 70 días al año se diga que no se puede andar por una ciudad, como ha pasado en otras ciudades", ha añadido Igual, que ha advertido que esto puede generar "un problema" también a la hora de "dimensionar los servicios públicos".

Finalmente, Igual ha indicado que el Ayuntamiento va a poner dicho estudio a disposición del Ejecutivo autonómico para "trabajar de manera conjunta para regularlo, no prohibirlo". "Nos tenemos que ir adecuando a las nuevas costumbres y a las nuevas formas de negocio turístico", ha añadido.

Santander tiene 6.000 viviendas turísticas y el 90% está en situación ilegal
Comentarios