jueves 26/5/22
POLÍTICA

Santander se queda sin presupuestos para 2022

Todos los partidos de la oposición, incluido Vox, el único apoyo con el que ha contado PP y Cs en su gobierno en minoría, han presentado enmiendas a la totalidad.

El portavoz del equipo de gobierno y portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Santander, Javier Ceruti, y la alcaldesa, Gema Igual
El portavoz del equipo de gobierno y portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Santander, Javier Ceruti, y la alcaldesa, Gema Igual

Todo apunta a que el Ayuntamiento de Santander no tendrá presupuestos para 2022. Al menos no los que han presentado PP y Cs, que gobiernan en minoría. Las cuentas para este año contaban hasta ahora con la enmienda a la totalidad de PSOE y del principal apoyo del bipartito en la capital cántabra, Vox, pero este lunes los otros dos partidos de la oposición, PRC y Unidas por Santander, han presentado sendas enmiendas a la totalidad, lo que imposibilita que el presupuesto se apruebe.

"Sigue alejado del santanderino, de sus necesidades, de sus problemas", ha criticado el PRC

En concreto, el grupo municipal regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha registrado una enmienda a la totalidad a estas cuentas ya que una vez más la tónica de esta legislatura se vuelve a repetir con un documento presupuestario “sin objetivos políticos”, “poco creíble” y “sin participación ciudadana”.

En rueda de prensa, el portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, se ha referido al borrador presentado por el equipo de gobierno como un presupuesto de pura ingeniería financiera donde la subida histórica anunciada de un 13% se debe al incremento de ingresos que proviene de otras administraciones y de la deuda. “Este gobierno es el ejemplo de la nada de cómo perder 4 años y de continuos incumplimientos, hasta los plenarios, ya que siguen sin materializarse las 35 iniciativas presentadas por el PRC y muchas de ellas aprobadas por el PP, por lo que el pacto forzado PP- Ciudadanos ha supuesto una legislatura perdida, y lo peor es que ha pasado una grave factura a la ciudad”, apuntó.

Según apuntó Fuentes-Pila, en la memoria de alcaldía de 2021 existen varios ejemplos de incumplimientos como la creación del Consejo de mayores, el Plan de Viabilidad del Mercado de México fallido desde 2011, el Centro cívico de Cueto que sigue en obras; la construcción de un PumpTruck, o las escaleras mecánicas de Jesús de Monasterio y Florida. Además, añadió que no se destina “ni un céntimo” a determinados proyectos ya aprobados como la ciudad empresarial en Rucandial, la cubrición de la Porticada, el edificio Rema, la II fase de las Llamas o el Cabildo.

En cuanto al capítulo de gastos, el portavoz se refirió a este apartado como “un corta y pega” que vuelve a incorporar partidas como la integración de espacios portuarios, el Pacto por el empleo o el proyecto de descomposición política del Banco de España. “Es el resultado del sumatorio de una continuación de su política sin especificar de dónde, cómo y para qué irán sin profundizar en los males endémicos de esta administración. Sigue alejado del santanderino, de sus necesidades, de sus problemas. Aún más, este documento demuestra que, tristemente, ni los sigue conociendo por lo que, difícilmente, podrá solventarlos”.  

Por otro lado, se refirió al hecho de que presupuesto tras presupuesto la participación para el PP y CS es puro maquillaje no solo prescindiendo de los presupuestos participativos, sino que además obvia garantizar que como mínimo el 3% de las transferencias corrientes sea gestionado por los distritos según marca el Reglamento de funcionamiento y régimen jurídico del gobierno de Santander, teniendo en cuenta que desde septiembre de 2020. Por lo que los regionalistas han registrado también una petición de informe a los servicios jurídicos que avale la legalidad de dicho borrador en cuanto a la obligatoriedad o no de dicho cumplimiento.

UNIDAS POR SANTANDER

UxS denuncia que estas cuentas mantienen la política del Partido Popular de “recaudar lo más posible, de la forma menos progresiva”

Por su parte, el concejal de Unidas por Santander (UxS), Miguel Saro, ha presentado también una enmienda a la totalidad al considerar que estos “pecan de los mismos vicios del pasado”, y contienen una “creciente aversión a los servicios públicos”, al aumentar, un año más, la externalización de estos. Saro ha desgranado en rueda de prensa los nueve puntos por los que considera que este documento es “inútil y fraudulento”, y que, más que expresar las verdaderas intenciones del gobierno local, lo que muestra es “su real incapacidad de gestión”, tanto en el área de gastos como en el de ingresos.

En la enmienda, Saro destaca la total incapacidad de cumplimiento de compromisos por parte del equipo de Gobierno, su uso constante de modificaciones de crédito para financiar los servicios esenciales, así como la abrumadora externalización de servicios, y la crisis en la que estos están sumidos. Además, destaca el bloqueo de la función de control y fiscalización y la ausencia de herramientas de participación pública. También critica que los ingresos están fijados de forma insolidaria y no progresiva y la falta total de compromiso en las inversiones. Por último, denuncia la ausencia de planes para resolver los problemas.

En cuanto a las inversiones, Saro ha destacado que es “muy improbable” que las partidas contempladas lleguen a iniciarse en el ejercicio 2022, y remarca la “poca utilidad” de estas, dado su escaso compromiso de ejecución real. Saro no ha dejado de señalar la dependencia al préstamo bancario de 22,6 millones de euros y a la transferencia de otras administraciones, como los Fondos Europeos.

En materia de ingresos, ha denunciado que estas cuentas mantienen la política del Partido Popular de “recaudar lo más posible, de la forma menos progresiva” e imponer a los habitantes de la ciudad “una gran carga fiscal per cápita, muy por encima de otras capitales y de la calidad de los servicios que reciben”, sobre todo teniendo en cuenta la carga del impuesto del patrimonio, aprovechando la gran cantidad de segundas y terceras viviendas.

El edil de UxS ha destacado que, al tiempo que vende una bajada los impuestos directos, principalmente por la reducción del ingreso que implicaba la Plusvalía Municipal, el equipo de Gobierno aumenta los impuestos indirectos de 8.305.050 euros a 11.158.147,92 euros, con lo que el Ayuntamiento recupera los menores ingresos en otras áreas. “Es obvio que las políticas fiscales se dirigen a una parte muy concreta de la población”, ha resumido el edil.

 “ABRUMADORA EXTERNALIZACIÓN DE SERVICIOS MUNICIPALES”

En su intervención, Saro ha vuelto a denunciar la “abrumadora externalización de los servicios municipales”, en una “huida de la gestión y de la rendición de cuentas, de la mano de las más extremas maniobras de bloqueo a la oposición”.

En este ejercicio, Santander ha aumentado en diez millones los gastos en la externalización de servicios, logrando que estos supongan un 50% del total de gasto no financiero, mientras que la media de las entidades locales españolas es del 31,8%. De hecho, el edil recuerda que “la política privatizadora ha superado todos los límites al externalizar también la función de control público que realiza el responsable del contrato de limpieza viaria y recogida de basuras”.

Todo, en una legislatura en la que ha estallado la crisis de los servicios públicos, debido a una crónica falta de control municipal que no ha controlado los incumplimientos de las contratas adjudicatarias durante años. Una falta de control de los servicios que el equipo de Gobierno extiende a la oposición, con el bloqueo constante a la modificación del Reglamento Orgánico para evitar incluir las comisiones de investigación sobre algunos contratos en crisis.

Igual se ha preguntado si "no habrá nada que esté bien como para hacer una enmienda a la totalidad"

“SIN ESTRATEGIAS ÚTILES”

Durante su exposición, Saro ha lamentado que las cuentas no reflejen las nuevas necesidades que tienen los vecinos, tras la crisis sanitaria, social y económica que asola desde 2020. “El Ayuntamiento podría seguir con presupuestos prorrogados desde hace 10 años y no habríamos notado ninguna diferencia en nuestra ciudad”, ha lamentado, tras incidir en que, a falta de la liquidación total de las cuentas ejecutadas en 2021, ya se aprecia que la ejecución de las partidas destinadas a paliar la crisis no ha llegado ni al 60%.

En definitiva, ha calificado estas cuentas como las propias de un Gobierno que es incapaz “no solo de gestionar eficazmente, sino de diseñar estrategias útiles para resolver los problemas que conocemos desde hace decenios en nuestra ciudad”.

Y ha desgranado los principales problemas que vive la ciudad, desde los servicios públicos, la atención social primaria, la falta de suelo productivo, la excesiva dependencia del modelo de ciudad de servicios, la ausencia de un parque público de vivienda social en Santander y la carencia de alternativas en movilidad sostenible.

La única opción que le queda a la alcaldesa, Gema Igual, es claudicar ante las exigencias de Vox, que ha presentado, además de la enmienda a la totalidad, tres enmiendas parciales condicionadas a tres propuestas sin las cuales “no habrá negociación” y se votará ‘NO’ a los presupuestos de 2022.

REACCIÓN DE IGUAL

De hecho, la propia Igual ya ha avanzado que el único recurso que tiene el PP para sacar adelante las cuentas es la abstención de Vox, y en eso está trabajando. Tras conocerse que todos los partidos han presentado enmiendas a la totalidad, la alcaldesa considera "políticas" dichas enmiendas, al tiempo que se ha mostrado sorprendida por la de Vox.

En este sentido, ha explicado que los presupuestos que ha presentado el equipo de Gobierno PP-Cs son "continuistas, que lo único que han hecho es bajar impuestos", con la merma de los ingresos del Estado y la plusvalía, frente a los que el Ayuntamiento "ha defendido a los santanderinos" bajando impuestos y con unas cuentas saneadas que permiten solicitar un préstamo de 22,6 millones.

Por ello, ha negado que, como sostiene la oposición, sean presupuestos irreales. "Son totalmente reales y ambiciosos", pero no tienen el apoyo de los grupos políticos, ha lamentado. Al respecto, Igual se ha preguntado si "no habrá nada que esté bien como para hacer una enmienda a la totalidad". Asimismo se ha cuestionado "cuánto trabajo (de la oposición) habrá detrás para no hacer enmiendas parciales y para no presentar propuestas".

A la alcaldesa no le extraña esta postura de "una parte" de la oposición porque habitualmente ha presentado enmiendas a la totalidad u otras "que no se podían abordar". Sin embargo, ha reconocido que le "sorprende de algunos que se unan a la izquierda", en alusión a Vox. "Me sorprende que quiera paralizar los presupuestos con su voto en contra", ha dicho.

En este sentido, ha asegurado que ella tratará "con todos, pero sobre todo" con Vox de que su voto sea una abstención. "Seguiremos trabajando para que pueda haber abstención y el presupuesto de Santander facilite que los santanderinos tengan todos los proyectos" recogidos en las cuentas para este año, ha afirmado. Con todo, ha reiterado que "si no sale el presupuesto", el Ayuntamiento "no se paraliza". "Si ninguno de los grupos políticos apoya o votan en contra de este presupuesto, el Ayuntamiento no se va a paralizar", ha subrayado.

Sin embargo, ha reiterado que ella seguirá trabajando para que "si no es un sí, sea una abstención; para que Santander tenga presupuestos y que los santanderinos vea adecuadas las cuentas al año 2022".

Cuestionada si aceptará las tres condiciones previas a la negociación de enmiendas parciales que ha establecido Vox, Igual ha reiterado, como dijo el viernes, que abordará las enmiendas en su totalidad. En todo caso, ha dicho que su respuesta la conocerán antes los partidos que la prensa. "Hoy o mañana el equipo de Gobierno recibirá todas las enmiendas de todos los partidos y si debo contestar a las enmiendas de alguno, se lo diré primero a ellos", ha señalado. El equipo de Gobierno necesita al menos una abstención para poder sacar adelante el presupuesto con el voto de calidad de la alcaldesa, lo que sucedió con las cuentas de 2021, en las que Vox se abstuvo.

Comentarios