sábado 27/11/21

El Ayuntamiento de Santander invertirá 1,3 millones de euros en la pavimentación de casi una veintena de calles de la ciudad, entre las que se encuentran la Avenida de Pontejos, la Avenida de Cantabria, la Avenida de Antonio Maura, la calle Real Racing Club, la calle Marqués de Santillana o el Paseo de Menéndez Pelayo, entre otras.

El proyecto, elaborado por técnicos municipales del Servicio de Vialidad, ha sido aprobado esta semana por la Junta de Gobierno Local y cuenta con un presupuesto de 1.350.114 euros y un plazo de ejecución de seis meses, según ha informado el Consistorio en nota de prensa. El concejal de Fomento, Movilidad Sostenible y Vivienda, César Díaz, ha explicado que se trata de una "importante actuación" para la ciudad, no solo por el volumen de inversión que comporta, sino también por el número de calles incluidas en el proyecto, que contempla intervenciones tanto en el centro urbano como en áreas de la periferia.

Entre las calles incluidas se encuentran la Avenida de los Castros o el Paseo Menéndez Pelayo y Valliciergo

Entre las calles incluidas en este nuevo plan de asfaltados se encuentran "viales importantes utilizados a diario por numerosos conductores", como la Avenida de los Castros o el Paseo Menéndez Pelayo y Valliciergo. También se actuará en la Avenida de Pontejos, calle Real Racing Club, alcalde Vega Lamera, Avenida de Antonio Maura y calle La Iglesia. Asimismo, el proyecto incluye la pavimentación de las calles Repuente, Doctor Emilio Díaz Caneja, Islas Canarias o Avenida de Nueva Montaña. El resto de calles afectadas son La Torre, Jorge Sepúlveda, Avenida de Cantabria, Francisco Salazar, José Simón Cabarga, Marqués de Santillana y Nazarín.

Los trabajos previstos comenzarán con la demolición y reposición del firme en las zonas deterioradas e incluirán también labores de fresado, el levantamiento y nivelación de las tapas de arquetas y registros y la ejecución de los cruces de calzada necesarios para los servicios afectados (alumbrado, semáforos,...). Asimismo, se procederá al bacheo, reperfilado y refuerzo de la calzada en las zonas necesarias y se terminará con la extensión de una capa de rodadura de cinco centímetros de espesor. Además, se procederá a la señalización horizontal, de iguales características a la existente, y en los puntos en los que sea necesario se realizarán mejoras del drenaje superficial. También está previsto mejorar algunos tramos de acera, así como la instalación de nuevos hidrantes y bandas reductoras de velocidad.

"Con estas intervenciones se da continuidad a una política que demuestra el compromiso permanente con los barrios de la ciudad, con la mejora de la calidad de vida de los vecinos y de la seguridad del tráfico, y con la movilización de inversión productiva, generadora de actividad económica y empleo", ha resaltado Díaz.

Comentarios