jueves. 29.02.2024

Los grupos municipales de PSOE e Izquierda Unida-Podemos llevarán al próximo Pleno de Santander las peticiones de instalar un monolito y una placa en memoria de las víctimas de los bombardeos sobre Santander durante la Guerra Civil, y consideran adecuado ubicarlo en el Parque de Mendicouague, zona en la que se registraron 35 fallecidos el 27 de diciembre de 1936.

Atienden así las peticiones que llevan registrando desde hace más de tres años la Asociación Héroes de la República y la Libertad y también un familiar de una de las víctimas del Barrio Obrero del Rey, el profesor de historia, Eugenio Cordero, yerno de Elena Martínez Otí (97 años), que perdió en el bombardeo a su hermana María Ángeles a los nueve años.

Como subrayan PSOE e Izquierda Unida en nota de prensa, estas peticiones se habían dirigido previamente a la Alcaldía, la concejalía de Cultura y el Cementerio de Ciriego, sin respuesta hasta el pasado 8 de septiembre, en un escrito del área de Cultura "sin firma" que simplemente refiere que "el nuevo equipo está recopilando asuntos pendientes".

Los portavoces de ambas formaciones, Daniel Fernández y Keruin Martínez, se reunieron con los peticionarios el 29 de septiembre y acordaron dar difusión a estos episodios de la historia de la ciudad, así como trabajar conjuntamente en la presentación de una moción para su debate en el Pleno, que tendrá lugar el 26 de octubre.

La moción solicita "instalar, o en su caso autorizar, un monolito y placa en memoria de las víctimas de los bombardeos de Santander del 27 de diciembre de 1936 y posteriores durante 1937, en el Parque de Mendicouague o en otro lugar que cumpla los propósitos planteados y de acuerdo con los peticionarios".

El texto recuerda aquella jornada trágica del 27 de diciembre de 1936, que se saldó con hasta 68 víctimas mortales como consecuencia de los bombardeos, además de condenar "sin paliativos" la represalia posterior y el asesinato de 154 presos políticos en el barco prisión Alfonso Pérez.

"Sus nombres están en la memoria colectiva y el del barco da nombre a una calle en el Barrio Pesquero (junto a la actual lonja); no sucede lo mismo con las víctimas de los bombardeos de la aviación nazi sobre Santander, en ataques indiscriminados y contra objetivos civiles, caídas en el mayor de los olvidos", argumentan.

La moción incluye un anexo con la relación de los nombres de las 95 víctimas de los bombardeos sobre Santander, basado en las investigaciones e indagaciones de historiadores como José Manuel Puente Fernández, José Ramón Sáiz Viadero, Antonio Ontañón (presidente de Héroes de la República y la Libertad), el propio Eugenio Cordero y otros.

"LAS VÍCTIMAS NO TIENEN BANDO"

En su última carta, dirigida a la alcaldesa, Gema Igual, Cordero de Ciria argumenta que su suegra, Elena, "acudía todos los años al cementerio de Ciriego a poner flores en las tumbas de sus familiares y siempre se lamentaba de no tener una tumba donde honrar la memoria de su hermana María Ángeles, ahora en el osario".

Tal y como razona su petición "recordar a las víctimas de una guerra no es tan comprometido como recordar a los héroes; las víctimas son, por definición, inocentes; no tienen bando, los muertos de un bombardeo son resultado del azar". Y propone como lugares para el recuerdo, descartado Ciriego por la Junta rectora del Cementerio Jardín, el Barrio Obrero o el Parque de Mendicouague, incluso el Refugio Antiaéreo, donde, como llama la atención, se encuentran las placas con los nombres de dos de los aviadores alemanes muertos en combate. "No deja de ser una paradoja que se recuerde a los victimarios, pero no a las víctimas", asevera.

Asimismo, la Asociación Héroes de la República y la Libertad, expone que de forma pública y mantenida en el tiempo ha reivindicado honrar las víctimas de todos los bombardeos a población civil, además de haber solicitado el año pasado la colocación de una placa recordatoria en el cementerio de Ciriego, que le fue denegada.

El 7 de septiembre trasladó la solicitud a la Alcaldía de que se instale en el parque de Mendicouague un monolito en homenaje a las 95 víctimas de los bombardeos en Santander durante la Guerra Civil, recibiendo la respuesta, en un escrito con sello de la concejalía de Cultura, pero sin firma, datado el día 8, de que "el nuevo equipo está recopilando asuntos pendientes".

En otro escrito dirigido a PSOE e Izquierda Unida, aseguran contar con el apoyo de vecinos próximos a esos barrios y asociaciones culturales, memorialistas, sindicales y académicas, de Cantabria y otras comunidades del Estado. "Creemos apropiado y democrático la inclusión de esta propuesta en un Pleno" por ser "de interés público y especialmente de las víctimas y familiares", concluyen.

PSOE e IU-Podemos piden un memorial a las víctimas de los bombardeos sobre Santander en...
Comentarios