jueves. 22.02.2024

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 44 años de edad, como presunta autora de un delito de intrusismo profesional, realizado clandestinamente en un inmueble de una céntrica calle de Santander.

El Grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica, de la Brigada Provincial de Policía Judicial, tenía conocimiento de la existencia de una mujer, que había estado ejerciendo medicina estética, administrando productos sanitarios a pacientes, en un inmueble de una céntrica calle de Santander, sin estar en posesión de la titulación requerida para ello.

Los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, tras las  gestiones de investigación oportunas, concluyeron que la presunta autora anunciaba en una red social, su próxima llegada a la ciudad de Santander, para posteriormente dirigirse a otras localidades en las que permanecería por un corto período de tiempo, donde aplicaría diversos tratamientos de medicina estética, algunos de ellos conocidos como “russian lips”, “bótox” y “full face”, publicando multitud de imágenes con los rostros de supuestas pacientes, antes y después de los tratamientos estéticos; así como certificados y acreditaciones de asistencia a cursos o convenciones estéticas, manifestando de esta manera tener una amplia experiencia laboral en este campo.

Los investigadores también pudieron constatar que la presunta autora, carecía de titulación suficiente para estos tratamientos; no siendo considerados un acto cosmético, sino una actividad reservada a médicos titulados o con un título homologado en España.

Además, el inmueble destinado a los tratamientos estéticos investigados carecía totalmente de los recursos necesarios a nivel técnico, humano y material, para hacer frente a eventuales complicaciones.

Ante el resultado de la investigación, en la tarde del día 18 de enero, los agentes proceden a la detención de la presunta autora, cuando ésta se disponía a abandonar la ciudad cántabra, junto a dos mujeres investigadas, también por su presunta participación en los hechos.

En el momento de la detención, la sospechosa portaba en su maleta, oculto entre sus pertenencias y en condiciones no aptas para su transporte, abundante material sanitario cuyo uso no es legal en territorio español, destinado a la realización de los tratamientos de estética ofertados. Además en el interior de su bolso portaba dos mil ochocientos treinta euros (2,830 €) y veinte y cinco mil novecientos cincuenta rublos (25,950 rublos) en efectivo.

En esta operación se ha conseguido retirar las sustancias intervenidas, destinadas a los tratamientos estéticos clandestinos, y material sanitario, en su mayoría de uso no legal en España, que debido al tipo de trasporte utilizado no acreditaban las condiciones de conservación adecuadas, por lo que podrían haber sufrido deterioro y provocar efectos adversos, y por extensión, generar graves lesiones a aquellas personas a las que se le pudiera llegar a inyectar, prácticas todas ellas, llevadas a cabo por la detenida, actuando con total desprecio sobre normativa existente, y poniendo en grave riesgo la salud de la ciudadanía.

Posteriormente, estos productos han sido remitidos para su análisis a la Agencia Española de Medicamentos y Productos.

Estos tratamientos estéticos, que suponen la infiltración de diversas sustancias en el rostro de los pacientes, deben ser administrados siempre por personal médico titulado y en establecimientos adecuados en los que se pueda hacer frente a los posibles riesgos, requisitos de los que carecía esta persona.

Con la detención en Santander, se logra desmantelar una Clínica Estética Clandestina Itinerante, evitando con ello que dicha actividad continuara en otras localidades.

La Policía Nacional desmantela una clínica estética clandestina en Santander
Comentarios