miércoles 25/5/22
SANTANDER

Las obras de la calle Antonio López de Santander acabarán a comienzos de abril

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el concejal de Fomento, César Díaz, visitan las obras de urbanización de la calle Antonio López
La alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el concejal de Fomento, César Díaz, visitan las obras de urbanización de la calle Antonio López

Las obras de acondicionamiento y urbanización de la calle Antonio López de Santander finalizarán a principios de abril, tras una inversión municipal de 1,5 millones.

En estos momentos las actuaciones se centran en el extremo este de la calle, donde ya ha finalizado la renovación de las redes de servicios y los drenajes, y se lleva a cabo la pavimentación definitiva así como la conexión del carril bici con el existente.

Asimismo, quedan algunos remates en la pavimentación de la zona oeste, y por último, se dará continuidad al carril bici hasta la puerta de la biblioteca y se ejecutarán los ajustes geométricos en la rotonda de entrada al Puerto.

Así lo han explicado la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el concejal de Fomento, César Díaz, en una visita que han realizado este martes a las obras "a petición de los vecinos", que "estaban inquietos" y les "querían preguntar que qué tipo de flor" se iba a plantar.

Ambos han estado acompañados por varios miembros de la asociación de vecinos de Miralpuerto, Antonio López, Los Arenales y Barrio Pesquero, que "no se querían perder" esta visita porque para ellos "realmente es una novedad" y una "mejora en el entorno".

La alcaldesa ha asegurado que "ya quedan pocos días" para que la zona luzca "totalmente renovada, más amplia, abierta y luminosa", con más espacios peatonales de paso y para la estancia, con 1.250 metros cuadrados de zonas verdes y el triple de arbolado.

Igual ha señalado estas obras, que ejecuta SIEC, "supone muchísimas cosas" para el entorno de Castilla-Hermida y el Barrio pesquero, pero también "para toda la ciudad" porque se sigue "ampliando espacios de paseo" por Santander.

"La transformación de Antonio López revalorizará toda esta zona de Santander, sus viviendas, negocios y las importantes dotaciones con las que cuenta, y dará continuidad al paseo marítimo hasta llegar al Barrio Pesquero", ha dicho al respecto.

Para finalizar, ha pedido disculpas a los vecinos y comerciantes de la zona por las molestias que están generando las obras, pero ha afirmado que las 27 obras que están en marcha en la ciudad por valor de 45 millones sirven "como motor de generación de actividad económica y de empleo en un momento especialmente necesario".

ACTUACIÓN

La actuación, con la que Santander ganará 2.500 metros cuadrados más de espacios portuarios, pone el foco en el aumento de áreas verdes, la pacificación del tráfico mediante zonas adoquinadas, la mejora de la seguridad urbana al alejar los tráficos de vehículos y bicicletas de las salidas de los edificios, así como en la mejora de la calidad urbanística de los espacios peatonales, incrementando la anchura de las aceras.

Se ha desplazado el tráfico de bicicletas y vehículos hacia el sur, lo que ha permitido ampliar las aceras y mejorar la seguridad vial, al distanciar y proteger a los peatones del tráfico. Además, al término de las obras, toda la calle será totalmente accesible. Antonio López ganará 8,5 metros más hasta situarse en los 22,5 metros, una superficie que se añadirá a la acera que discurre junto a los edificios para conseguir un gran paseo peatonal.

Las obras, en una superficie total de 8.245 metros cuadrados, permitirán prolongar el carril bici hasta el acceso a la Biblioteca Central y aumentar su anchura. En su tramo final, se separará del parque infantil, como propusieron los propios vecinos, para evitar las interferencias entre ciclistas y usuarios junto al parque.

En el primer tramo de la calle, -frente al nuevo centro cívico Tabacalera-, y en el extremo final (el más cercano a la calle Ruiz Zorrilla), el vial se colocará al nivel de la acera, de manera que el peatón tendrá prioridad al convertirse en zonas semipeatonales.

La actuación conserva los vados existentes y mantiene las 61 plazas de aparcamiento para residentes en la zona frontal del vial, con dos de ellas reservadas para personas con movilidad reducida. El proyecto se completa con nuevas zonas verdes y un centenar de árboles, frente a los 32 existentes anteriormente, que han sido trasplantados a otros puntos del municipio.

Comentarios