miércoles 20/10/21
SUCESOS

Lanza una silla contra la mampara de protección policial y cabezazos a los agentes tras realizarle la prueba de alcoholemia

Dependencias de la Policía Local de Santander en la calle Castilla
Dependencias de la Policía Local de Santander en la calle Castilla

Un conductor ha sido detenido en Santander por reaccionar de forma violenta tras dar positivo en una prueba de alcoholemia, al lanzar una silla contra la mampara de protección anti-Covid en dependencias policiales y cabezazos a los agentes, que tuvieron que reducirle. Dos de ellos fueron a un centro sanitario a ser asistidos de las lesiones por esta intervención, ha informado este lunes la Policía Local.

El implicado, de 40 años, fue interceptado en un control el sábado a las 3:05 horas en la calle Castilla de la ciudad. Los efectivos le realizaron la prueba de alcoholemia con el etilómetro de muestreo y dio positivo, al superar en más del doble la tasa permitida. Le confiscaron un trozo de una sustancia -presumiblemente hachís- y un cuchillo, instruyéndose las preceptivas actas de incautación. Después, el invitaron a ir a la oficina de atestados para realizar las pruebas en el etilómetro de precisión.

En la primera, dio positivo, superando en más del doble la tasa permitida. Así, al informarle de que en caso de volver a arrojar un resultado positivo en la segunda prueba su vehículo sería retirado por una grúa municipal -salvo que se lo encargase a una tercera persona-, el implicado reaccionó de forma violenta.

En concreto, se negó a realizar más pruebas y comenzó a golpear la mesa, a la vez que lanzó una silla contra la mampara de protección anti-Covid donde se encontraba el instructor, por lo que tuvo que ser reducido para evitar que le agrediera, lanzando cabezazos a los agentes y oponiendo una gran resistencia a ser detenido.

Por estos hechos, se instruyeron diligencias judiciales por un supuesto delito contra la seguridad vial al negarse a realizar la prueba de la alcoholemia, otro de desobediencia grave, uno más de resistencia activa grave, también de atentado a agente de la autoridad y un presunto delito de daños. El vehículo fue retirado por una grúa al Depósito de Ojaiz y dos de los policías actuantes acudieron a un centro sanitario para ser asistidos de las lesiones derivadas de la intervención.

Comentarios