domingo. 03.07.2022

“La hostelería invade la ciudad”. Esa fue la advertencia que lanzó la Federación Cántabra de Asociaciones de Vecinos (FECAV), que señaló hace unos días que “hay calles de Santander tomadas al asalto por las terrazas, no se puede ni caminar y genera ruidos muy molestos para los vecinos”. Sin embargo, la visión del Ayuntamiento no es la misma. De hecho, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha señalado este viernes que las terrazas no solo están legisladas, sino que se ajustan “totalmente a la legalidad”, por lo que ninguna de ellas tiene que retraerse.

Y sobre el conflicto y las molestias que muchos vecinos denuncian, la regidora ha remarcado que toda terraza está sujeta a unas condiciones y a un permiso que delimita el número de elementos. En este sentido, ha apuntado que esos problemas pueden deberse a que “el negocio de hostelería este excediéndose en la autorización” o “a veces por el mal uso del usuario”, poniendo así la responsabilidad de esa invasión de las calles que denuncian los vecinos en los clientes de los establecimientos.

En todo caso, Igual ha defendido que “debe haber una convivencia perfecta entre terrazas y ciudadanos que transitan”, y en este ámbito la labor del Ayuntamiento, a través de la Policía Local, debe ser "informar, concienciar y corregir", algo que, ha asegurado, se “hace habitualmente".

La regidora ha recordado que Santander, a diferencia de otras ciudades de España, no creó "terrazas especiales" en la pandemia, por lo que "todas están dadas según la ordenanza habitual". En este sentido, ha detallado que sí que hubo ocasiones en las que se cortaron calles al tráfico, pero ha asegurado que eso "no se va a volver hacer" porque, ha añadido, "no ha lugar".

"En este momento, todos los locales o casi todos han pedido terraza, pero porque se la podían permitir", ha señalado Igual, quien ha explicado que ahora hay más terrazas en la ciudad porque con la pandemia la gente se ha acostumbrado a utilizarlas más. También ha incidido en que aunque se "han incrementado los establecimientos que tienen terraza" en Santander, todas están dadas según la normativa vigente.

No obstante, ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento debe "reforzar el servicio de vigilancia" para que las terrazas cumplan con la normativa, ya que "en ocasiones hay algún negocio de hostelería que a lo mejor puede tener alguna mesa más de las que tiene autorizadas", así como "algún usuario que mueve las sillas" y hace que el establecimiento supere el límite de su terraza, ha explicado.

Sin embargo, ha opinado que muchos hosteleros cumplen con los límites "perfectamente bien". Al respecto ha reiterado que el Ayuntamiento está reforzando el servicio de vigilancia, pero que todas las terrazas que se han dado cumplen con la normativa.

Comentarios