miércoles 18/5/22

La empresa madrileña Heart of Gold, organizadora junto a la cántabra Delfuego Booking del fallido concierto de David Guetta el pasado verano en Santander, ha presentado la liquidación, después de haber entrado también en concurso de acreedores. La sociedad lo solicitó así a mediados de febrero, según han confirmado este lunes a Europa Press fuentes del caso, que están ahora a la espera de que el juez resuelva dicha petición y de que se pronuncie de forma favorable.

El pasado mes de enero se declaró en concurso Heart of Gold, después de que hiciera lo mismo -en septiembre- Delfuego Booking, con la que conformaba la UTE (Unión Temporal de Empresas) La Campa, organizadora de los conciertos de las fiestas estivales de Santander, incluido el que tenía previsto ofrecer el 28 de julio el DJ francés y que finalmente no se celebró por incomparecencia del artista, que alegó motivos técnicos del avión privado con el que debía volar desde Moscú.

La solicitud de concurso obedece a que la sociedad madrileña estaría en la "ruina" o "bancarrota" por la ausencia del músico galo, según trasladaron fuentes de la propia entidad, una empresa "pequeña" que hasta entonces funcionaba "muy bien" y no había tenido "nunca ningún problema". Así, desde Heart of Gold atribuyen su situación al hecho de que Guetta no se personase en el concierto y con el que iba a cerrar las actuaciones musicales de la Semana Grande de la capital cántabra.

En consecuencia, al no tener "músculo" para asumir una inversión "de ese tipo" -en referencia al caché del artista internacional y los medios necesarios para su actuación- solicitaron el concurso de acreedores, al igual que hizo la cántabra Delfuego Booking, a la que el 'no concierto' del parisino llevó a una situación de "insolvencia irreversible" que hace que la viabilidad económica y patrimonial de la sociedad sean "escasas, por no decir nulas", según concluyó el administrador concursal en un informe en el que ya advertía de que la empresa madrileña estaba igualmente, desde el punto de vista económico y financiero, "imposibilitada" para hacer frente a las consecuencias derivadas de la incomparecencia de Guetta.

525.000 EUROS DE DEUDA

Mientras los asistentes al concierto reclamaban la devolución del precio de las entradas, otros gastos e incluso daños morales, la UTE La Campa aseguraba que reembolsaría el importe de las entradas cuando el DJ parisino abonase los gastos de producción y montaje del espectáculo.

Y es que, según la UTE, el artista no devolvió 321.000 euros del total de la deuda económica, que la entidad cifra en 525.000 euros y de los que 250.000 euros corresponderían al caché del Dj, habiendo reembolsado el artista únicamente 204.000 euros. Extremo que negó públicamente Guetta, que aseguró que "no es verdad" que no haya devuelto el dinero, algo que además consideró "ridículo" porque ofrece entre 100 y 150 shows al año y no necesita quedarse con ese dinero. Además, afirmó que no tenía "problema en ir a los tribunales" para solucionar esta situación.

Comentarios