lunes. 15.08.2022
SANTANDER

El Gobierno reitera que la regulación de distancias para los locales de juego es “clara y contundente”

El Gobierno ha suspendido este jueves la concesión de autorizaciones de nuevos salones de juego
El Gobierno asegura que se están tomando las medidas para regular los salones de juego en Santander

El Gobierno de Cantabria ha reiterado que la regulación del régimen de distancias que estableció la Ley de Medidas Fiscales, y que entró en vigor el 1 de enero de este año, es "clara y contundente" y no genera "ninguna inseguridad jurídica ni da lugar a una interpretación distinta". Así ha respondido en un comunicado la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, a las declaraciones del concejal de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santander, Álvaro Lavín, que ha tachado de "inoportuno" que algunas administraciones envíen "mensajes equivocados" a la opinión pública, "que puedan contribuir a generar mayores incertidumbres en un escenario ya de por sí complejo".

Además, Lavín ha pedido hoy miércoles en un comunicado al Ejecutivo regional una política "mucho más restrictiva" en este ámbito y que se abra una moratoria que impida otorgar nuevas autorizaciones en materia de juego y apuestas mientras los agentes sociales y los poderes públicos abordan conjuntamente la problemática del juego.

Morán ha manifestado que la medida de las distancias mínimas es "una más" dentro de las políticas de juego responsable que el Gobierno de Cantabria inició en el año 2018

Ante estas declaraciones, la directora general de Interior, Jezabel Morán, se ha mostrado "sorprendida" por las dudas referidas por el representante municipal, y ha recordado que la semana pasada la Consejería de Presidencia emitió una contestación por escrito al respecto. Igualmente, ha lamentado la "falta de lealtad" del Ayuntamiento de Santander en un tema de tanta "sensibilidad" en el que los ciudadanos han solicitado a las administraciones "ir de la mano", así como que "no se haya mostrado colaborador" a la hora de promover una política de juego responsable en Cantabria, objetivo "prioritario" del Gobierno regional.

Morán ha manifestado que la medida de las distancias mínimas es "una más" dentro de las políticas de juego responsable que el Gobierno de Cantabria inició en el año 2018, fecha en la que se creó un grupo de trabajo que ha estado analizando desde entonces la situación del juego en la región. Ha sido a raíz de las conclusiones arrojadas por los trabajos llevados a efecto cuando se ha concluido la necesidad de adoptar varias medidas para proteger aquellos sectores más vulnerables, entre los que se incluye a los menores y a las personas que representan una ludopatía, ha explicado.

La primera medida adoptada es establecer este régimen de distancias, aunque la directora general de Interior ha asegurado que se está trabajando desde septiembre en el nuevo Decreto, que ha salido ya a consulta pública, para establecer un servicio de admisión obligatorio que impida el acceso a los locales de juego a los menores y a las personas que están inscritas en el registro de interdicciones. Además del servicio de admisión, desde la Consejería también se plantea la extensión del registro de interdicciones a todos los locales de juego de la región, al tiempo que se está desarrollando una aplicación informática que facilite la rigurosidad en la gestión del servicio de admisión y su interrelación con el registro de interdicciones.

La Ley de Espectáculos Públicos posibilita que los ayuntamientos puedan realizar a través de sus ordenanzas unas restricciones mayores a las generales

Por ello, Morán ha manifestado que el Consitorio lo único que hace es verter "toda la responsabilidad en la comunidad autónoma", que, si bien tiene las competencias de juego, "olvida que los municipios tienen la responsabilidad de la ordenación urbanística en su territorio". Así, ha recordado que, de los 41 locales de juego que tiene la región, más de la mitad se sitúan en Santander y es, por tanto, el Ayuntamiento quien "no se ha encargado de regularlos cuando su planificación urbanística así lo permitía". Además, ha dicho que, en el año 2018, el propio pleno municipal aprobó una moción para ordenar el juego en el municipio que no se ha realizado.

Además, ha destacado que la Ley de Espectáculos Públicos posibilita que los ayuntamientos puedan realizar a través de sus ordenanzas unas restricciones mayores a las generales que se establecen desde la comunidad autónoma, "algo que el Ayuntamiento de Santander aún no ha llevado a efecto al no aprobar su ordenanza municipal". Finalmente, Morán ha subrayado que todas las medidas adoptadas se enmarcan dentro de la política de juego responsable y, tal y como ha manifestado, "no son las únicas", ya que a comienzos de semana se ha convocado para este mismo viernes la Comisión del Juego en la que el Gobierno tomará más medidas.

Comentarios