martes. 05.03.2024

La Policía Nacional ha detenido en Santander al quinto integrante de una organización dedicada al tráfico de drogas que fue desarticulada el pasado mes de abril con la detención en la zona de Monte de otros cuatro miembros, y que se encontraba evadido desde entonces.

El detenido, de 42 años y con antecedentes, ha ingresado en prisión como presunto autor de los delitos de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a organización criminal.

La banda desarticulada se dedicaba al tráfico de sustancias estupefacientes, así como al cultivo de marihuana en naves y viviendas radicadas tanto en Santander como en otras localidades de Cantabria, para su posterior distribución a nivel nacional y en países centroeuropeos.

El Grupo de Estupefacientes de la Policía tuvo conocimiento de su existencia a principios de este año, constatando que los sospechosos pertenecían a una organización criminal con estructura piramidal y roles diferenciados de cada miembro. Fruto de las investigaciones, en abril se procedió a la entrada y registro en dos viviendas y una nave ubicados en la zona de Monte, y a la detención de cuatro de los cinco investigados e integrantes de la organización, decretando el juez el ingreso en prisión de dos de ellos.

En el operativo, los agentes localizaron e incautaron en la nave cercana a las viviendas 1.066 plantas de marihuana con un peso de 97 kilos, así como numeroso instrumental relacionado con el cultivo de la droga (ventiladores extractores, balastros, trituradoras, calefactores, reflectores, humificadores, lámparas halógenas, filtros, secadores, controladores del pH y humedad, etc.)

En los registros de las viviendas intervinieron también 1.500 gramos de cogollos de marihuana secos preparadas para la venta; 200 gramos de hachís, 9 botes de cafeína (sustancia de corte); diversas armas, como una pistola Taser con cargador, una defensa extensible, dos cachavas con pincho interior, una virola con pincho interior, una daga, una navaja y un cuchillo; así como un vehículo y 1.250 euros en efectivo. En el momento de llevar a cabo la operación, uno de los integrantes de la organización, el ahora detenido, consiguió evadirse de la acción policial.

Finalmente, el pasado 3 de octubre agentes del Grupo de Estupefacientes, auxiliados por el grupo Operativo Especial de Seguridad de Bilbao y las unidades de Prevención y Reacción y de Guías Caninos, ambas de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Cantabria, procedieron a la entrada y registro de una vivienda ubicada en una zona rural en el extrarradio de Santander y detuvieron al último sospechoso.

Este quinto miembro de la organización, sobre el que pesaba además una reclamación judicial de ingreso en prisión, era el encargado del cuidado y mantenimiento de las plantaciones y también de la distribución al menudeo de las sustancias estupefacientes.

La Policía ha puesto en valor la importancia de esta operación y ha destacado que la droga aprehendida en abril podría haber rebasado los 235.000 euros vendida al menudeo en el mercado ilícito.

Detienen en Santander al quinto miembro de una banda de tráfico de drogas desarticulada...
Comentarios