miércoles 8/12/21

La Policía Nacional ha detenido en Santander la semana pasada a tres personas dedicadas a cometer los denominados "hurtos amorosos", que habían registrado un importante incremento en los últimos meses. La primera detención fue la una mujer de 36 años, D.G. Los agentes la sorprendieron intentando sustraer el reloj que portaba un varón el 12 de noviembre, sobre las 12:30 horas, en la calle Lope de Vega, a la altura de la Iglesia de Los Carmelitas.

La mujer había abordado previamente a la víctima, un hombre de avanzada edad, con la excusa de preguntarle por la dirección de una iglesia. Una vez que había entablado conversación con él, le preguntó por la hora y en ese momento le sujetó la muñeca y le subió el puño de la chaqueta con la intención de sustraerle el reloj. Un agente de paisano intervino entonces, identificando y deteniendo a la autora junto a dos compañeros, también de paisano, que colaboraron en la intervención.

Posteriormente se averiguó que la misma mujer había conseguido sustraer diversas joyas empleando el mismo método a las 11:00 horas del mismo día en la calle Duque de Ahumada. La mujer, a quien le constan 23 detenciones anteriores, 14 de ellas por hurto, fue puesta a disposición judicial.

Las otras dos detenciones se produjeron al día siguiente, 13 de noviembre, sobre las 12.30 horas, cuando en la calle Manuel García Lago los agentes observan cómo dos personas (V.D.I y L.I, de 25 y 23 años respectivamente) estaban actuando en la zona con el mismo modus operandi que utilizan los autores de este tipo de hurtos. Por ello procedieron a su identificación y comprobaron que a ambos les constaban, además de numerosos antecedentes, sendas reclamaciones judiciales y policiales en vigor de otras provincias, por lo que fueron detenidos y puestos a disposición judicial.

Comentarios