viernes. 24.05.2024

La Policía de Santander ha detenido a un motorista de 25 años tras una persecución policial por varias calles de la ciudad, en la que circuló por la acera, obligando a los peatones a apartarse para no ser atropellados, rebasó numerosos semáforos en rojo y llegó a golpear a un agente cuando se dio a la fuga. Los hechos sucedieron a la 1:30 horas del pasado sábado, en la Plaza de Cañadío, cuando miembros de la Policía Local observaron como una motocicleta se acercaba a su posición a gran velocidad y tuvo que frenar bruscamente para evitar el atropello a una joven que se encontraba cruzando la vía. Tras dar el alto al conductor, este aceleró bruscamente, teniendo que apartarse uno de los agentes para evitar ser atropellado y golpeando a otro en la mano derecha, provocándole lesiones de las que tuvo que ser atendido en un centro sanitario. Seguidamente se inició una persecución a gran velocidad por varias calles, en las que circuló por la acera, obligando a los peatones a apartarse para no ser atropellados y rebasó numerosos semáforos en rojo. Finalmente, en las proximidades de su domicilio, ubicado en Mortera (Piélagos), se le consiguió interceptar, procediendo a su detención por dos supuestos delitos, uno de atentado a agente de la autoridad y otro por conducción temeraria.

También este domingo la Policía de Santander ha detenido a un conductor que aceleró al percatarse de la presencia policial y al llegar a la rotonda con la Avenida Marqués de Valdecilla frenó bruscamente, abandonó el vehículo y salió corriendo, lanzando en su huida un envoltorio que contenía cocaína o anfetamina, con un peso aproximado de 22 gramos, por lo que se procedió a su detención por un supuesto delito contra la salud pública.

Por otro lado, la Policía Local ha detenido este domingo a un hombre de 50 años por un supuesto delito de violencia de género, tras agredir a su expareja, una mujer de 55 años, tras una discusión en el domicilio de un familiar donde estaban celebrando una fiesta. La víctima fue trasladada por los agentes al Hospital de Valdecilla para ser atendida de sus lesiones y, a partir de ese momento, será asistida por la Unidad de Protección de Víctimas (OPROVIC).

Un hombre de 34 años ha sido detenido este domingo por un supuesto delito de atentado a agente de la autoridad, al negarse a ser identificado tras estar inmerso en un altercado con otras personas y reaccionar de forma violenta contra los agentes, lanzándoles patadas y manotazos, teniendo que ser reducido, a lo que opuso resistencia.

Asimismo, un conductor francés de 44 años ha sido detenido este lunes por superar en más del cuádruple la tasa de alcohol, al crecer de domicilio fijo en España y no dar fianza suficiente de presentarse ante la autoridad judicial. Además, miembros de la Policía han instruido diligencias judiciales, en calidad de investigada no detenida, contra la conductora de un turismo, una mujer de 23 años que superó en más del doble la tasa de alcohol.

DENUNCIADAS 52 PERSONAS POR BOTELLÓN

Por otra parte, durante el pasado fin de semana, miembros de la Policía denunciaron a 52 personas por consumo de alcohol en la vía pública, así como a los responsables de 7 establecimientos hosteleros por instalar en la terraza más elementos de los autorizados, molestias al vecindario, no presentar la licencia de apertura, rebasar el horario de cierre, tener una actuación en vivo sin autorización o música en tono elevado, entre otros.

Durante la pasada semana, la Policía de Santander formuló 15 denuncias por carecer de seguro, 20 por tener la ITV caducada, 9 por carecer de algún tipo de documentación, 18 por conducir sujetando con la mano el móvil y 6 por circular sin el cinturón.

También durante estos días registró a 39 personas, incautándoles marihuana, hachís y/o cocaína; y a otras 9, tres navajas, un bastón con punta roma, un hacha, un palo, un bate de beisbol, una defensa extensible y dos cartuchos de 9 milímetros.


 

Detenido un motorista tras una persecución policial por Santander
Comentarios