jueves. 08.12.2022
SUCESOS

Detenido un conductor que durante la prueba de alcoholemia huyó de forma temeraria por varias calles de Santander

Huyó conduciendo de forma temeraria por varias calles de la ciudad y se resistió a ser detenido, hasta el punto que los agentes tuvieron que romper las ventanillas delanteras del vehículo para sacarlo.

Coche de Policia en Santander
Coche de Policia en Santander

La Policía de Santander ha detenido esta madrugada al conductor de un turismo que, durante la realización de la prueba de alcoholemia, huyó conduciendo de forma temeraria por varias calles de la ciudad y se resistió a ser detenido, hasta el punto que los agentes tuvieron que romper las ventanillas delanteras del vehículo para sacarlo. Tres policías han resultado heridos durante la intervención.

Sobre las 4.30 horas, los agentes de un control dieron el alto a un turismo que conducía un joven de 27 años. Mientras le informaban del motivo por el que habían detenido su vehículo, detectaron síntomas de que pudiera encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que se le solicitó la realización de la prueba de alcoholemia.

Una prueba que el implicado interrumpió de forma voluntaria en varias ocasiones sin ningún motivo, a pesar de haberle explicado reiteradamente la forma en la que debía hacerla.

Ante esta situación, y después de informarle que, si seguía con su actitud, podría incurrir en un delito contra la seguridad vial, el joven arrancó el vehículo e inició la huida en dirección a la calle San Fernando, en la que los agentes no pudieron evitar la fuga y donde una operaria de la grúa municipal que se encontraba cargando otro vehículo tuvo que apartarse de la calzada para evitar ser atropellada.

Se inició entonces una persecución a gran velocidad por varias calles en sentido salida de la ciudad, en la que el implicado circuló sin alumbrado, rebasó semáforos en fase roja, cruzó la doble línea continua en el túnel de la calle Burgos para adelantar, y circuló por un tramo de acera de la calle San Fernando, en la que estuvo a punto de colisionar con varios vehículos.

Finalmente, tras salirse de la vía en la calle El Castro y atravesar la mediana, quedó detenido en la vía de servicio del polígono. Su vehículo presentaba daños materiales de consideración y los agentes tuvieron que romper las ventanillas delanteras con su defensa extensible para sacar al conductor, ya que éste se negó a abrir las puertas, procediendo seguidamente a su detención, a la que opuso una fuerte resistencia.

La Policía ha instruido diligencias judiciales por tres supuestos delitos contra la seguridad vial: por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, por negativa a someterse a las pruebas de detección alcohólica y por conducir de forma temeraria. También se han instruido diligencias por un supuesto delito de atentado, resistencia y desobediencia a agente de la autoridad. En este sentido, tres de los agentes tuvieron que acudir a un centro sanitario para ser asistidos de las lesiones derivadas de la intervención.

Comentarios