viernes. 27.01.2023

La Policía Local de Santander detuvo la madrugada del domingo al conductor de un turismo después de que se diera a la fuga en un control, circulara de forma temeraria y diera positivo en alcoholemia. Según han informado este lunes fuentes policiales, los hechos tuvieron lugar pasadas las 3 de la madrugada en la calle Guevara, donde el conductor, de 32 años, se dio a la fuga en un control preventivo que se estaba realizando.

Se inició entonces una persecución por varias calles, hasta la de San Celedonio, donde el hombre abandonó el vehículo y continuó la huida a la carrera hasta la calle Convento, donde se le consiguió interceptar. Durante la fuga, el implicado circuló a gran velocidad por calles de sentido único y de sentido contrario, realizando giros bruscos sin visibilidad y poniendo en peligro a los pasajeros que llevaba.

Tras dar positivo en la prueba de alcoholemia, superando en más del doble la tasa permitida, fue detenido y se le instruyeron diligencias judiciales por dos supuestos delitos contra la seguridad vial, uno por conducción temeraria y otro por conducir bajo los efectos del alcohol. El vehículo fue retirado por una grúa urbana al depósito municipal de Ojaiz, han informado este lunes fuentes policiales.

Por otro lado, también la madrugada del domingo se instruyeron diligencias en calidad de investigados por supuestos delitos contra la seguridad vial a otros dos conductores que superaron en más del doble y del triple la tasa de alcohol. El primero de ellos, fue interceptado a las 2:45 horas en el túnel del Centro Botín, después de haber adelantado a un coche policial a la altura de la rotonda del Paseo de Pereda, realizando maniobras irregulares.

Y el segundo, a las 3:35 horas, en la calle Santa Lucía, poco después de que hubiera golpeado con el retrovisor derecho a una joven que transitaba por la calle San Celedonio con Río de la Pila, y que no resultó herida. El conductor continuó la marcha hasta la calle Santa Lucía, donde una dotación del Cuerpo Nacional de Policía le dio el alto al verle circulando a gran velocidad por la rotonda del Río de la Pila. Tras triplicar la tasa permitida de alcohol, se le instruyeron diligencias como investigado.

Comentarios