martes. 05.03.2024

El Servicio de OLA en Santander, que regula el estacionamiento superficie, distingue diferentes zonas a lo largo de toda la ciudad. Sin embargo, y como ocurre en muchos otros municipios, los residentes pueden hacer uso de estas plazas de aparcamiento sin tener que pagar la tarifa. A pesar de esto, un vecino de la capital cántabra ha denunciado lo que considera una “injusta multa” al haber aparcado en su zona de residencia. Todo por un “error en la información” de la página web de la OLA y de la empresa que gestiona el servicio, y “lleva varios años”.

Dicho vecino, como ha explicado a este medio, reside en la zona del Río de la Pila, que abarca dos zonas de la OLA, la 12 y la 13. “La única indicación es una señal que genera confusión por su ubicación”, ha explicado, añadiendo que está en una “esquina de la calle en la cual no se aprecia a qué zona se refiere”, ya que la señal vertical hace referencia a la zona 13 y el parquímetro a la 12, y “hasta la rotonda no hay otra señal vertical indicando la zona”.

Captura de pantalla del mapa de la zona 13 de la OLA de Santander
Captura de pantalla del mapa de la zona 13 de la OLA de Santander

Ante esta confusión, el afectado señala que la solución es consultar la página web http://ola-santander.com/es/planos/plano-general, donde está definida cada zona y las calles que contiene. “En mi caso soy residente de la zona 13”, ha apuntado, y de este modo, hace unos meses aparcó “frente al Riojano”, ubicado en el Río de la Pila, que pertenece a dicha zona 13 según el mapa de la página web. Sin embargo, ante las dudas, “consulté la web” antes de dejar su coche. Al regresar, “me han sancionado con 90 euros por no incluir ticket de la OLA”.

Al contactar con la empresa adjudicataria “para que me expliquen el error”, la respuesta que recibe este vecino es que “estoy en la zona 12 en vez de la 13”. A pesar de sus explicaciones y de lo que señala la página web, la respuesta de la compañía es que “tengo X días para pagar el 50% de la sanción” e “ignora mi comentario”.

El afectado esperó la notificación de la “injusta multa”, presentando las alegaciones oportunas una vez la recibió. “A los 3 meses me notifican la resolución desestimando mi recurso”, explica este vecino de Santander. La justificación que recibe es que “el testimonio del Controlador tiene más autoridad que mis alegaciones y que no presento pruebas suficientes”, a pesar de que “parte de ellas” son capturas de pantalla de la página de la propia empresa.

“Como no tengo conocimientos jurídicos, no me queda otra que pagar la sanción, porque si no tienes que ir a un juicio pagando un letrado”, ha lamentado este vecino que ha hecho pública su denuncia para “dar a conocer este error que posiblemente está causando multas injustificadas a ciudadanos desde hace años”, y que “por no disponer de asesoría jurídica, terminan pagando” esas multas de 90 euros.

Denuncian que un error en la OLA provoca “multas injustificadas” a residentes
Comentarios