martes. 27.09.2022

La Junta de Personal y el Comité de Empresa en el Ayuntamiento de Santander han denunciado al Consistorio ante Inspección de Trabajo por los incumplimientos que se han venido produciendo en materia de prevención de riesgos laborales.

Los delegados de Prevención nombrados por ambos organismos han recordado en un escrito al que ha tenido acceso este diario que ya el pasado 17 de noviembre el Comité de Seguridad y Salud incluyó en el orden del día el punto ‘Estado de los sótanos de la Casa Consistorial y medidas preventivas a aplicar’. Según explican los delegados, la celebración de este comité vulneraba “una vez más los tiempos legalmente establecidos y reiterados por requerimiento de la Inspección de Trabajo”, pues tuvo lugar “nueve meses después de la última reunión”.

Sin embargo, lo destacable es que los Delegados de Prevención tuvieron acceso al Informe Técnico de las deficiencias y de los daños del forjado de planta sótano del Ayuntamiento de Santander. Fechado el 21 de abril de 2021, es decir, hace más de siete meses, dicho informe concluía que, “para la seguridad de uso del propio Ayuntamiento, es imprescindible realizar un estudio estructural del estado del forjado de planta sótano, evaluar los riesgos y proponer medidas provisionales y correctoras al respecto”.

No solo eso, sino que apunta la necesidad de “prohibir el acceso del personal hasta que no se coloquen medidas provisionales que garanticen la seguridad y estabilidad del forjado de planta baja”, e insta a “vaciar el sótano de documentación, cajas y estanterías”.

Por último, considera necesario “realizar un proyecto de la planta sótano que garantice el cumplimiento del Código Técnico de la Edificación”. Sin embargo, ninguna de estas cuatro medidas ha sido ejecutada a día de hoy a pesar de haber sido “comunicadas a la alcaldesa hace siete meses”, señalan los delegados.

A su juicio, este es “otro ejemplo más de la política de absoluto desprecio no sólo a la normativa de prevención de riesgos laborales, sino también a los empleados municipales, a sus representantes y sobremanera a los ciudadanos de Santander como usuarios de este edificio por parte del equipo de Gobierno” del Ayuntamiento.

Es por eso que, “además de informar a todos los empleados municipales”, tanto la Junta de Personal como el Comité de Empresa han presentado la denuncia tras un acuerdo adoptado por unanimidad, con el objetivo de que Inspección de Trabajo “adopte las medidas y/o sanciones procedentes, antes de que la inacción del equipo de gobierno se concrete en sucesos que tengamos que lamentar”.

Comentarios