martes 25/1/22

La Policía Local de Santander ha denunciado este fin de semana a cinco hosteleros de la ciudad, por distintos incumplimientos de la normativa vigente, como rebasar el horario de cierre establecido o permitir el consumo de pie en la barra, prohibido dado el nivel de alerta (3, riesgo alto) en el que se encuentra la capital cántabra por la pandemia del coronavirus.

En concreto, los agentes identificaron al responsable de un establecimiento de la Plaza Cañadío por permitir el consumo de pie en barra, y a otro de la calle Bailén por rebasar el horario de cierre y molestias a los vecinos por música elevada. También fue denunciado por la obstrucción deliberada a la inspección o control del local por parte de los efectivos.

En el Paseo de Pereda identificaron a otro hostelero por instalar elementos de una terraza sin presentar autorización, así como tampoco de la licencia de apertura. Y denunciaron a dos más, en las calles Alcázar de Toledo y Río de la Pila, por molestias al vecindario de música en tono elevado.

La Policía también ha denunciado a diez personas por consumo de alcohol en la vía pública y a cuatro más por molestias de música y voces por la celebración de fiestas en casa.

Comentarios