viernes. 30.09.2022

La Federación Cántabra de Asociaciones de Vecinos (FECAV) se ha hecho eco este jueves de las denuncias y quejas de los trabajadores del Transporte Urbano de Santander (TUS) sobre las “dificultades que se viene encontrando el transporte” en la capital cántabra, “agravadas de manera exponencial en época estival”.

En concreto, la Federación apunta que los conductores de los autobuses municipales “se lamentan de los carriles inutilizados por vehículos estacionados en doble fila a cualquier hora del día en las principales vías”, independientemente del barrio que sea. Así, Ayuntamiento, San Fernando, Castilla/Hermida, Alisal o Valdenoja presentan estos problemas, “llegando a quedarse bloqueados” en el caso de Valdenoja, sobre todo “cuando circulan con el autobús articulado”.

“Se quejan además de no poder usar las paradas adecuadamente por haber vehículos estacionados en la propia parada o a escasos metros por delante o por detrás, dificultando enormemente la subida de viajeros y más aún la de minusválidos”, añade la FECAV en un comunicado.

A juicio de la Federación, muchas de estas circunstancias “se evitarían con la actuación de la policía de movilidad”, que de hecho “se creó para esto, pero o bien no hay personal suficiente o no recibe las órdenes adecuadas”.

A esto añade el diseño de las paradas, en las que muchas veces “no caben los autobuses”, y que tienen “farolas, árboles o señales que no permiten orillar el autobús”, eso cuando no están “ocupadas por contenedores de basura”. FECAV apunta que todas estas circunstancias “no contribuyen a ofrecer un buen servicio”.

“Los vecinos de Santander sabemos que el transporte público es un factor primordial para conseguir una ciudad sostenible y la principal herramienta para hacer frente al reto de bajas emisiones de CO que nos exige la Unión Europea para el año 2030”, concluye la Federación.

Comentarios