domingo. 03.07.2022

Son ya varios colectivos los que se han sumado a esta propuesta. El Paseo de General Dávila es una de las 15 calles que el Ayuntamiento de Santander, gobernado por PP y Cs, todavía mantiene con un nombre franquista, incumpliendo de este modo la Ley de Memoria Histórica y el propio mandato del Pleno municipal, que en 2017 aprobó por unanimidad dichos cambios. El Consistorio asegura que tiene una propuesta, y según algunas informaciones, en el caso de esta vía pasaría a llamarse Paseo de Altamira. Sin embargo, cada vez son más personas y grupos sociales los que apuestan por algo muy diferente: Paseo 8 de marzo, en referencia al Día Internacional de la Mujer.

Solo 45 de las 788 calles que hay en Santander tienen nombre de mujer

El PSOE de Santander ha sido el último en sumarse a esta propuesta que ya lanzó UGT en 2019 y que, previamente, había planteado la Comisión 8 de Marzo. Así lo han trasladado el portavoz adjunto de la formación, Néstor Serrano, y las concejalas María Antonia Mora y Concha González, a representantes de dicha Comisión en una reunión mantenida este miércoles en la sede de los socialistas santanderinos.

"No vamos a escatimar esfuerzos para dialogar con todos los partidos para lograr un acuerdo histórico", han dicho los socialistas, que han pedido "responsabilidad" para que la modificación atienda a los criterios establecidos en el Reglamento Títulos, Honores y Distinciones de la ciudad, entre los que "se deja muy claro que tenemos que priorizar los nombres femeninos para tender a un equilibrio en cuanto a presencia de hombres y mujeres en el nomenclátor".

 

La responsable de Cultura del Grupo Socialista, Concha González, ha recordado que solo 45 de las 788 calles que hay en Santander (un 6%) tienen nombre de mujer, y de ellas 15 pertenecen a un ámbito religioso. "La escasa presencia de mujeres en nuestro espacio público es una muestra más de las desigualdades de género", ha denunciado.

"En 1996 el PP cambió 169 calles de una tacada sin que ninguna ley obligara, sin explicaciones y sin tener en cuenta a nadie"

Por este motivo, el PSOE registrará este jueves una propuesta para cambiar los nombres de 15 calles que cumple con los criterios fijados en el artículo 26 del reglamento: "conservar o recuperar las denominaciones antiguas u originales, máxime si son populares y están arraigadas; priorizar las que tengan vinculación con nuestra ciudad o región, sin excluir algunos de señalada relevancia universal; y priorizar los nombres femeninos para tender a un equilibrio".

Para González, este debate, que "tenía que estar resuelto hace muchos años", es una "nueva oportunidad de dar visibilidad a muchas mujeres que hicieron sobrados méritos para tener el honor y el reconocimiento público que da tener una calle en Santander". "Si no visibilizamos a la mujer, nunca podremos hablar de igualdad", ha zanjado.

La edil ha recordado a la alcaldesa, Gema Igual (PP), que "cumplir la ley es siempre una prioridad", y la ha invitado a "reflexionar sobre la excusa de las molestias para los vecinos con la que justifica tantos años de retraso", recordando que "en 1996 el PP cambió 169 calles de una tacada sin que ninguna ley obligara, sin explicaciones y sin tener en cuenta a nadie".

Además, ha trasladado a la regidora que "hay muchos santanderinos" a quienes "lo que les molesta es que en el año 2022 su ciudad siga rindiendo homenaje en nuestro espacio público a generales que participaron en el Golpe de Estado y la dictadura franquista".

Comentarios