domingo 17/10/21
MOVILIDAD

Las calles de Santander se adaptan a los nuevos límites de velocidad que entrarán en vigor el 11 de mayo

Limitación velocidad en la calle Fernández de Isla de Santander
Limitación velocidad en la calle Fernández de Isla de Santander

El Ayuntamiento de Santander trabaja en coordinación con la Policía Local y colectivos del ámbito de la movilidad ante la entrada en vigor, el próximo 11 de mayo, de los nuevos límites de velocidad establecidos tras la modificación del Reglamento General de Circulación (Real Decreto 970/2020).

Santander ha apostado por bajar a 40 km/h la velocidad en vías de dos o más carriles, cuando la normativa fija para este caso los 50 km/h

El concejal de Movilidad Sostenible, César Díaz, junto con el de Protección Ciudadana, Pedro Nalda, el Jefe de la Policía Local y el director general de Fomento, ha mantenido un encuentro este lunes con representantes de la asociación Cantabria con Bici, en el que se han tratado las medidas que van a implementar en la ciudad de cara a estos cambios normativos.

El responsable municipal ha anunciado que el Consistorio lanzará en los próximos días una campaña de sensibilización e informativa dirigida a los ciudadanos, que pondrá el foco en los aspectos concretos de las modificaciones, para que conozcan cuáles serán los nuevos límites de velocidad, y en los beneficios asociados a la nueva normativa.

Además, está prevista la instalación de señales verticales luminosas en los principales accesos a la ciudad para indicar el límite máximo de 30 km/h para todas las vías de un carril por sentido de circulación.

Díaz ve en los cambios "una oportunidad para Santander", siguiendo la línea de trabajo iniciada por el Ayuntamiento en mayo del pasado año tras el compromiso adquirido como 'Ciudad 30' para conseguir una movilidad más segura y sostenible, garantizar un flujo de tráfico con menos atascos y congestiones, favorecer los desplazamientos sostenibles y mejorar la competitividad del transporte público. "Los cambios en el reglamento de circulación permitirán reducir la siniestralidad y las emisiones contaminantes, la contaminación acústica, pacificar el tráfico y apostar por medios más activos, saludables y sostenibles como la bicicleta o la movilidad peatonal", ha asegurado.

CAMBIOS DE VELOCIDAD

Según ha detallado, el límite de velocidad en Santander pasará a ser de 20 km/h en las calles semipeatonales, con calzada y aceras al mismo nivel, así como en las zonas escolares.

Por su parte, se limitará a 30 km/h las vías de un único carril por sentido de circulación, mientras que el resto de las vías de la ciudad (de dos o más carriles por sentido de circulación) estarán limitadas a 40 km/h, con la excepción de la S-20 que continuará con el límite de 50 km/h.

El real decreto, ha recordado, establece que las velocidades genéricas podrán ser rebajadas por la autoridad municipal y en este sentido, Santander ha apostado por bajar a 40 km/h la velocidad en vías de dos o más carriles, cuando la normativa fija para este caso los 50 km/h.

"Vamos a seguir apostando por la movilidad sostenible, peatonal y ciclista, fomentando nuevas zonas semipeatonales como es el caso de San Luis, Francisco de Quevedo-La Paz o los proyectos previstos para la calle Vargas y El Mercado-Los Escalantes", ha indicado y ha hecho referencia al trabajo desarrollado por el Consistorio desde el inicio de la crisis sanitaria para adecuar la movilidad a las circunstancias sanitarias y al incremento de kilómetros de carril bici.

Para Díaz, "es necesario apostar por modos de transporte sostenibles y saludables". En este sentido, "gracias al compromiso adquirido como Ciudad 30 y con los nuevos límites de velocidad, Santander será una ciudad más amable para sus vecinos, tanto desde el punto de vista de su salud como de su movilidad y seguridad vial", ha concluido.

Comentarios