jueves 23/9/21
SANTANDER

El Proyecto Pereda convertirá la calle Ataúlfo Argenta en fondo de saco y cambiará de sentido Hernán Cortés a partir de este miércoles

Calle Ataúlfo Argenta de Santander | Foto: Google Maps
Calle Ataúlfo Argenta de Santander | Foto: Google Maps

La calle Ataúlfo Argenta de Santander se convertirá a partir de este miércoles, 7 de abril, en un fondo de saco para los vehículos que accedan desde la plaza del Príncipe, ya que permanecerá cortada al tráfico rodado a la altura del pasaje Inés debido a las obras del Proyecto Pereda, por lo que la circulación se restringirá exclusivamente a residentes y comerciantes.

Según ha explicado el concejal de Fomento, César Díaz, para contrarrestar esta situación y también desde ese mismo día se cambiará el sentido de la circulación en la calle Hernán Cortés, concretamente en el tramo comprendido entre la plaza del Príncipe y la calle Marcelino Sanz de Sautuola, para permitir que tengan salida los vehículos que se incorporan desde la calle Rualasal, ha informado el Consistorio en un comunicado. Así, durante los primeros días la Policía Local dispondrá efectivos en la zona con el objetivo de supervisar las modificaciones y asegurar el correcto funcionamiento del tráfico de vehículos por dichas calles.

Actualmente se están desarrollando obras de demolición en el interior del inmueble del Paseo de Pereda, fundamentalmente de la tabiquería y los falsos techos, y al mismo tiempo han comenzado los trabajos para la cimentación de las estructuras auxiliares que rodearán el edificio y permitirán estabilizar sus fachadas antes de proceder a la demolición de la estructura principal.

Asimismo, en la zona de los Jardines de Pereda continúa la instalación de las casetas necesarias para la implantación de la obra y de todo el personal que trabajará en ella durante los próximos meses.

Díaz ha recordado que los trabajos para la construcción de este proyecto, que supone una inversión de 85 millones de euros y la creación de 2.000 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, comenzaron el pasado mes de febrero y se dividieron en fases sucesivas para "minimizar las molestias en la medida de lo posible".

"Vamos a disponer de un museo extraordinario que servirá para reforzar aún más el protagonismo de Santander como referente cultural y un ejemplo más de que la colaboración público-privada es indispensable para potenciar los valores intrínsecos de las ciudades", ha remarcado.

Comentarios