miércoles 18/5/22
SANTANDER

El Ayuntamiento, condenado por segunda vez por vulnerar el derecho a la libertad sindical

USO exige el cese "inmediato" de Nalda: "Es inaceptable la actitud permanente de persecución sindical"

El concejal de Personal, Pedro Nalda, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual
El concejal de Personal, Pedro Nalda, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha condenado al Ayuntamiento de Santander por vulnerar el derecho a la libertad sindical, en concreto de USO-APLB, al negarse a convocar a su sección a la Mesa de Personal Funcionario y por impedirle entrar, con plenitud de derechos -con voz y voto- a una reunión celebrada en febrero del año pasado.

Así se desprende de una sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC que estima el recurso interpuesto por la Unión Sindical Obrera contra un fallo previo del Juzgado de lo Administrativo número uno de Santander, dictado en septiembre. En su resolución, el tribunal concluye que "el Ayuntamiento tenía que haberse limitado a convocar a USO o bien haber impugnado la certificación de la Delegación del Gobierno aportada" por el sindicato, certificado que constata la afiliación de otra formación, APLB, y que señala que al sumarse los resultados electorales de ambas se supera el porcentaje de representatividad previsto legalmente.

El tribunal obligó al Consistorio a convocar a USO a todos los encuentros con plenos derechos. Pero el edil del área "desoyó el mandato judicial"

Según USO, los hechos se produjeron cuando el concejal de Personal -Pedro Nalda- "extralimitándose en sus funciones se negó a aceptar el acuerdo" subscrito y publicado en el BOC, el Boletín Oficial de Cantabria, por APLB y USO. Algo por lo que la propia Sala de lo Contencioso del TSJC ya había condenado al Ayuntamiento, por vulneración de libertad sindical, al impedir que USO acudiese a las reuniones de la Mesa General de Negociación. Entonces, el tribunal obligó al Consistorio a convocar a USO a todos los encuentros con plenos derechos. Pero el edil del área "desoyó el mandato judicial" e, "incumpliendo la sentencia, solo permitió en principio asistir al sindicato como invitado y sin derecho a voto, para posteriormente volver a expulsarle de todas las reuniones", lamenta USO, que volvió a acudir a la Justicia.

Así, aunque en primera instancia el juez no obligó al Consistorio a convocar al sindicato, tras su recurso el TSJC ha condenado nuevamente a esta administración por haber "vulnerado el derecho de USO a la libertad sindical".

CESE DE NALDA

La Unión Sindical Obrera se hace eco de otras condenas y lamenta que "llueve sobre mojado", señalando que estas prácticas antisindicales "son responsabilidad del concejal Nalda y han venido siendo apoyadas y jaleadas por UGT y CCOO y CSIF". Y ante la "sucesión de sentencias condenatorias por atentar contra la libertad sindical", USO exige el cese "inmediato" de Nalda: "Es inaceptable la actitud permanente de persecución sindical", señala, para avisar de que si persiste esta situación, acudirá a la vía penal para depurar responsabilidades.

Comentarios