viernes. 23.02.2024

El Ayuntamiento de Santander, a través de la empresa Légamo y en colaboración con los bomberos municipales, ha puesto en marcha una nueva campaña para combatir la presencia de la avispa asiática ('vespa velutina') en el municipio.

Así lo ha anunciado la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, quien ha recordado que se trata de una especie invasora que causa daños al medio ambiente y es un peligro para las abejas, ya que éstas suponen las dos terceras partes de su dieta.

La nueva campaña consistirá en la instalación de 100 trampas geolocalizadas ubicadas en diferentes zonas verdes por todos los distritos de la ciudad de forma que cada trampa tiene un radio de acción aproximado de 500 metros.

Se ubican tanto en los mismos lugares en los que estas trampas reutilizables ya fueron instaladas en las campañas anteriores así como en nuevas zonas donde también se ha constatado la presencia de dicha avispa.

Se trata fundamentalmente de parques públicos y zonas donde se ha demostrado que puede ser más efectiva, cerca de especies arbóreas con frutos y floraciones olorosas y atrayentes para la avispa (magnolias, tilos...).

La campaña se incluye en el plan de actuación para la detección y control del avispón asiático de Cantabria que establece las condiciones a las que deben ajustarse esas campañas de trampeo.

Entre ellas, figura que el número máximo de trampas deberá ser inferior a 10 por kilómetro cuadrado de extensión del término municipal; que todas las trampas deberán estar identificadas individualmente con un número y con el sello o nombre del Ayuntamiento y deberán colocarse a una distancia mínima de un metro del suelo, o que deberán revisarse cada 15 días, cambiando el líquido atrayente, para evitar las fermentaciones que minimicen la eficacia de éstas y anotando los ejemplares capturados y grupos de insectos a los que pertenecen.

El periodo de trampeo autorizado se prolongará hasta junio y, al finalizar, el Ayuntamiento deberá remitir la información estadística sobre los insectos capturados que además deberá ser validada por el informe de un técnico competente y habrá de recogerse sobre una muestra representativa de las trampas, que será como mínimo del 20%, en intervalos máximos de 15 días durante el período de trampeo.

El Ayuntamiento pone en marcha una nueva campaña contra la avispa asiática
Comentarios