martes. 05.03.2024

El Ayuntamiento de Santander ha concedido licencia de obra para la ejecución del proyecto de rehabilitación de fachadas de los 13 bloques que conforman el Barrio Obrero del Rey, construido en 1928 entre General Dávila y la calle Simancas, para el que los vecinos han obtenido una subvención de 2,7 millones procedente de los fondos europeos.

Las obras de rehabilitación de estos bloques, que engloban un total de 144 viviendas, arrancarán "próximamente", cuentan con un periodo aproximado de ejecución de 30 meses y supondrán una inversión de casi 3 millones de euros más IVA, ha informado en un comunicado el Consistorio.

El concejal de Fomento y Vivienda, César Díaz, ha subrayado "la colaboración y el apoyo" del Consistorio a estas comunidades de propietarios, a través de la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS), durante el proceso para la obtención de las ayudas del 'Programa de Actuaciones de Rehabilitación a Nivel de Barrio' para mejorar la eficiencia energética de los edificios.

Ha recordado que se organizaron jornadas para informar sobre las condiciones y plazos de las ayudas, y la SVS se puso a disposición del barrio para solventar dudas y acompañar a los propietarios durante toda la tramitación. Finalmente, el barrio logró 2,7 millones de euros para acometer esta importante renovación en fachadas para un total de 144 viviendas, todas de titularidad privada.

El responsable municipal ha destacado, además, las importantes bonificaciones municipales de las que se han podido beneficiar los vecinos del barrio, tanto en la tasa de licencias como en el impuesto de construcciones para acometer este tipo de actuaciones de rehabilitación. Díaz ha subrayado la "apuesta de Santander por un modelo de ciudad en el que la regeneración de barrios, calles y edificios juegue un papel fundamental en la acción del gobierno, incentivando igualmente a la iniciativa privada para la rehabilitación edificatoria con criterios de eficiencia energética".

"Estamos seguros de que la rehabilitación de este barrio servirá de ejemplo para poner en marcha nuevas actuaciones similares en otras zonas de la ciudad", ha señalado el edil.

PROYECTO

El Barrio Obrero del Rey está compuesto por once bloques de 12 viviendas cada uno y dos más de seis viviendas por bloque, cuya construcción comenzó en agosto de 1925 y fue inaugurado en febrero de 1928. Cada edificio posee cuatro frentes de fachada y tres plantas de altura, algunos con semisótano, y las fachadas poseen un acabado de enfoscado y pintado, con balcones originalmente abiertos que con los años se han ido cerrando con carpinterías de aluminio o PVC.

La solución planteada para la rehabilitación de estas fachadas es el revestimiento de toda la envolvente previa limpieza y reparación del soporte. Está previsto actuar en un total de 12.500 metros cuadrados de fachada.

Los aleros de madera serán reparados y pintados, al igual que los voladizos de los balcones, que serán revestidos con panel composite de aluminio, previa colocación de subestructura fijada con anclajes de acero inoxidable. Los balcones abiertos se impermeabilizarán, demoliendo el solado actual, regularizando la base, aplicando tratamiento de poliuretano líquido y solado con baldosa de gres antideslizante.

Para mejorar la envolvente térmica de los bloques, se incorporará en los espacios bajo cubierta un aislamiento de lana mineral. En cuanto a las instalaciones, las existentes en fachadas se adecuarán al nuevo sistema SATE, modificando las de gas, salidas de humos y acometidas generales, sustituyendo las bajantes de pluviales y mixtas, y rejillas de ventilación; se tratarán las barandillas y rejas actuales, y se instalarán soportes para tendales.

El Ayuntamiento concede la licencia para la rehabilitación de fachadas en el Barrio...
Comentarios