miércoles. 22.05.2024

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de San Román de La Llanilla, en Santander, de titularidad autonómica, será objeto de unas obras de mejora, modernización y optimización del funcionamiento que arrancarán en las "próximas semanas" y durarán 16 meses. Además, estas obras, con un coste de 5,3 millones, permitirán que la estación esté preparada y "bien situada" de cara a afrontar las exigencias de la nueva legislación europea en materia de aguas residuales.

La actuación está incluida dentro del contrato de gestión por el que el Gobierno de Cantabria, a través de la sociedad pública MARE, encargó a Aqualia la gestión de la depuradora y ésta se ocupa de acometer las mejoras que sean precisas. Así se ha explicado durante la presentación de la actuación, que se ha tenido lugar este viernes coincidiendo con el Día Mundial del Agua y durante la visita que ha realizado la presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga; el consejero de Medio Ambiente, Roberto Media, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual, entre otros, que han coincidido en resaltar la importancia de la actuación y su impacto en la mejora de la depuración de las aguas que llegan a esta estación: unos 50 millones de metros cúbicos anuales.

Los trabajos afectarán a la línea de agua de la depuradora y tienen por objeto mejorar el rendimiento del proceso. Para ello se van a construir unos nuevos decantadores lamelares que van a permitir "preparar mucho mejor el agua residual que llega" de cara a su tratamiento biológico posterior.

También se va a actuar sobre los decantadores secundarios existentes, en los que se van a instalar unos deflectores "de última generación" y "de los mejores" disponibles en la actualidad para paliar la falta de profundidad necesaria, lo que evitará tener que hacer una obra civil de mayor envergadura.

Esta actuación va a permitir optimizar y facilitar la operativa de la planta en su día a día, incrementar la eficiencia del proceso y generar más biogás para autoconsumo del que actualmente se produce. Además habrá otras mejoras relacionadas con las redes auxiliares del aguas de servicios; se va a actualizar todo el sistema eléctrico y electrónico y se va a urbanizar toda la zona afectada por la actuación. Estos trabajos se van a compatibilizar con el funcionamiento de la planta.

Buruaga ha valorado que esta actuación va a permitir que se incorporen a la EDAR, de titularidad autonómica, un conjunto de innovaciones tecnológicas "muy importantes que van a mejorar la depuración de todas las aguas residuales de la Bahía de Santander y su entorno".

La presidenta ha puesto en valor el trabajo que está realizando el Gobierno regional (PP) para mejorar la calidad de las aguas de los ríos, estuarios y de las playas mejorando las redes de saneamiento de toda la región para lo que se está desplegando un "importante" plan de inversiones, a lo que suman otras como esta, que financia directamente Aqualia como adjudicataria del contrato de gestión de la planta.

Buruaga ha recordado que este año el Ejecutivo ha incrementado un 22% la inversión en infraestructuras hidráulicas lo que va a permitir acometer obras "largamente demandadas" y poner en marcha depuradoras que estaban sin uso.

CAPTACIÓN DE FONDOS

Además, se está trabajando en la captación de fondos europeos para mejorar el rendimiento del ciclo integral del agua, un dinero que, según ha dicho, "corría el riesgo de perderse por falta de iniciativa" del Gobierno anterior (PRC-PSOE). En este sentido, Buruaga ha destacado que Cantabria ya tiene adjudicados cerca de 9 millones, una suma, según ha apuntado, "nada desdeñable" que se va a destinar a mejorar el abastecimiento y reducir pérdidas en pequeños y medianos municipios y a proteger del riesgo de inundaciones en algunos núcleos urbanos y a la digitalización de todos los procesos del ciclo del agua.

También ha indicado que, de la mano de Aqualia, el Gobierno también tiene otro proyecto para el que se ha solicitado fondos europeos por casi 10 millones que persiguen una mayor eficiencia del Ciclo del Agua en 47 municipios cántabros, muchos en riesgo de despoblamiento, mediante la digitalización de los procesos de abastecimiento, distribución, saneamiento y depuración.

Además el Gobierno ha solicitado ayudas, con cargo al PERTE del Ministerio, por 3,5 millones para contribuir a la conservación de los recursos hídricos mediante prácticas avanzadas de monitorización y control. "Nuestra estrategia está muy clara: invertir en una constante mejora de las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento con las técnicas más innovadoras y eficientes; optimizar el funcionamiento de los procesos y las instalaciones que forman parte del ciclo del agua y proteger los recursos naturales y el medio ambiente", ha resumido.

Por su parte, la alcaldesa se ha felicitado de la mejora de esta infraestructura, inversiones que en ocasiones son "poco visibles" pero "necesarias". También ha puesto en valor las mejoras que se están realizando en Santander en materia de abastecimiento, saneamiento y control de inundaciones.

Arrancan “en las próximas semanas” las obras de mejora y modernización de la depuradora...
Comentarios