martes. 28.05.2024

El Gobierno de Cantabria ha iniciado la reforma del convento de Las Clarisas, en Santander, que contará con un presupuesto de 1,8 millones de euros y un plazo de ejecución de un año.

Las obras en el antiguo templo, ubicado en la calle Alta de la ciudad, frente a la sede del Parlamento regional, arrancaron el pasado 27 de marzo, con lo que se cumple el compromiso del actual Ejecutivo de que empezaran en el primer trimestre de este 2024.

Lo ha destacado este lunes la consejera de Presidencia, Justicia, Seguridad y Simplificación Administrativa, Isabel Urrutia, durante una visita al inmueble. Tras recorrer las dependencias, ha subrayado ante los periodistas que el PP "ha desatascado en siete meses" el proyecto, que estaba en una situación "estancada" tras dos intentos fallidos del anterior bipartito PRC-PSOE para licitar los trabajos de reforma del convento, que acomete la empresa Rotedama.

La titular de la Consejería ha detallado que el presupuesto de 1,8 millones se reparte en 1.768.114 euros correspondientes a la obra y casi 55.000 euros de la dirección facultativa, y ha señalado que la adjudicación de ambos contratos representa un ahorro de casi 300.000 euros con respecto al presupuesto inicial. Además, en las cuentas del presente ejercicio se ha reservado una partida de 70.000 euros para un concurso de ideas con el que decidir el destino del futuro edificio, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985.

En su día contempló que fuera sede judicial, pero finalmente se destinará a actividades culturales y sociales en una zona "degradada" de Santander como a juicio de Urrutia lo es el Cabildo de Arriba y para albergar también eventos y actos formativos del Legislativo.

La consejera ha destacado así la unión de tres administraciones, Gobierno, Ayuntamiento y Parlamento, para que este edificio sea "un lugar de encuentro" y para "dotar de futuro" a esta zona de la ciudad. Pero, ha apuntado, "primero hay que consolidar el edificio y a partir de ahí hablaremos de tiempos y de futuro para este edificio".

TRES FASES

El proyecto de reforma del convento de Las Clarisas se estructura en tres fases. La primera, con una duración prevista de alrededor de cuatro meses, abarca las actuaciones correspondientes a la iglesia, torre de la iglesia y cuerpos bajos.

La segunda, también con un período aproximado de cuatro meses, engloba la demolición de los edificios anejos al convento. Y la última fase prevé una duración de alrededor de seis meses, aunque dos meses se pueden solapar con la fase anterior para optimizar el cimbrado y estabilización ejecutada en la demolición de los edificios anejos. Esta tercera fase incluye la actuación en el inmueble del convento, finalizando con el acondicionamiento de la parcela exterior.

REUNIÓN TSJC

Antes de visitar el convento, la consejera ha participado en la comisión mixta del Gobierno con el Tribunal Superior de Justicia en la que administración y Sala de Gobierno han abordado cuestiones del "día a día", como las obras más inminentes en los juzgados, necesidades de plantilla, el funcionamiento del programa Vereda o nuevas aplicaciones a introducir en el sistema judicial.

Arranca la reforma del convento de Las Clarisas, que costará 1,8 millones y tardará un año
Comentarios