jueves. 22.02.2024

La Junta de Gobierno local de Santander ha aprobado esta semana el proyecto para la mejora de la movilidad entre las avenidas Marqués de Valdecilla y Cardenal Herrera Oria, que incluye la instalación de siete elementos mecánicos (pasillos, rampas y escaleras) para salvar un desnivel superior a los 30 metros. El presupuesto de licitación es de 4.145.617 euros y el plazo de ejecución de 10 meses.

La alcaldesa, Gema Igual, ha mantenido un encuentro con los vecinos en el que ha explicado las características de la actuación a los representantes de la asociación Amigos de Cazoña, Pintores Montañeses, Pronillo, Sixto Obrador, Grupo San Ramón y Ciudad Jardín.

"Es importante que los vecinos del entorno conozcan de primera mano y se impliquen en los proyectos municipales que les afectan porque son quienes mejor conocen su zona y pueden ayudarnos con sus propuestas", ha asegurado Igual, que ha indicado además que el Ayuntamiento coordinará los trabajos para minimizar afecciones.

Este nuevo itinerario comprende, además de los elementos mecánicos, la renovación y ampliación de las redes de servicios, urbanización de espacios peatonales e inclusión de puntos de alumbrado (LED) asociados al itinerario, así como la instalación de una red de videovigilancia que posibilite una visión de todos los elementos y su rearme a distancia.

Como ha detallado Igual, se trata de una de las actuaciones del proyecto 'Fomento de la movilidad sostenible, impulso del cambio modal y mejora de la accesibilidad peatonal de Santander' para con el que el Ayuntamiento optaba a la segunda convocatoria de fondos europeos en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, y para el que ha recibido un total de 6.652.302 euros.

DETALLES DEL PROYECTO

La calle Mimosa es un itinerario peatonal que comunica Valdecilla con Herrera Oria, ascendiendo aproximadamente 30 metros de desnivel hasta su cénit (calle Alhelí) para posteriormente descender 8 metros hasta la segunda. Esta calle supone el final en fondo de saco de cuatro transversales con tráfico rodado: Violeta, Jazmín, Clavel y Alhelí.

En su margen Este, se ve delimitada por cerramientos de parcelas de viviendas que, en general, tienen su acceso peatonal y rodado a través de las calles anteriormente mencionadas. La margen oeste se encuentra delimitada por el cerramiento del centro de Salud de Cazoña y por el de la antigua Residencia Cantabria.

El tramo 1, entre Avenida de Valdecilla e intersección con la calle Violeta, tiene una pendiente del 9% que se resuelve mediante una calle en rampa con escalón aislado.

El tramo 2, entre las calles Violeta y Jazmín, alterna tramos de escaleras con otros en rampa con una pendiente pronunciada; el 3, delimitado por los cruces de las calles Jazmín y Clavel, tiene una pendiente media del 15% y tramos de rampa alternados con escaleras; y el 4, Clavel-Alhelí, es sensiblemente horizontal, con una pendiente del 2%.

El tramo 5, descendente desde Alhelí a Herrera Oria, cuenta con una parte superior de gran pendiente, en torno al 20%, con una escalera y una rampa en paralelo, y finalmente un tramo con pendiente menor del 5% en rampa.

Se incorporarán elementos mecánicos en los tramos 1, 2, 3 y 5, en todos los casos por la margen oeste, ocupando una franja de 1,80 metros y dejando una acera con una anchura tipo de dos metros, manteniendo en la zona peatonal una rasante parecida a la existente.

Entre Valdecilla-calle Violeta se habilitará un primer pasillo mecánico que salvará un desnivel de 2,8 metros con una longitud de 32,9 metros e inclinación de 4,9 grados; y un segundo pasillo mecánico que dará continuidad al anterior y salvará un desnivel de 3,13 metros con una longitud de 32,97 metros y una inclinación de 5,4 grados.

De la calle Violeta a la calle Jazmín, una primera escalera mecánica en paralelo al primer tramo de escaleras salvará un desnivel de 4,4 metros con una inclinación de 30 grados, desembocando en un descansillo de 8,6 metros con un 6% de pendiente.

A continuación, se instalará la primera rampa mecánica, en paralelo a una de las zonas con mayor pendiente con un 16,28%, salvando un desnivel de 7 metros con una inclinación de 12 grados.

Entre las calles Jazmín y Clavel se instalará una nueva escalera mecánica en paralelo a una peatonal que se retranqueará levemente hacia arriba, para salvar un desnivel de 2,8 metros con una inclinación de 35 grados. A continuación, se desplegará una segunda rampa, que salvará un desnivel de 5 metros, con una inclinación del 12 grados.

Finalmente, en el tramo avenida Herrera Oria-calle Alhelí (en sentido inverso a los demás), el recorrido ascendente tendrá un primer tramo peatonal y una tercera rampa mecánica, anexa al cerramiento de la Residencia Cantabria, que salvará un desnivel de 5,570 metros con una inclinación de 12 grados.
 

Aprobado el proyecto de rampas y escaleras mecánicas entre Valdecilla y Herrera Oria
Comentarios