jueves. 11.08.2022

El pasado martes, 19 de julio, se cumplían cinco años del desplome de una parte del número 57 de la calle del Sol de Santander, que dejó en la calle a una treintena de personas. Un lustro después, solo ha habido sanciones administrativas a la empresa causante del desplome –Dos Imanes Producciones–, propiedad de Guillermo Vega, empresario de la capital cántabra con una larga relación con el Consistorio al ser el organizador, durante casi una década, de los conciertos de Música en Grande de la Semana de Santiago.

El paso del tiempo no ha cambiado en nada la situación de los vecinos afectados, que siguen sin poder volver a sus viviendas, a pesar de que el Ayuntamiento de la ciudad afirmó que lo harían entorno a finales de agosto y principios de septiembre de 2017.

El proceso judicial que se llevó a cabo en su momento desestimó las posibles consecuencias penales aunque obligó a la indemnización de los afectados con 22.000 euros en ayudas, que viene a ser menos de 1.000 euros a cada uno por perder su hogar tras un suceso en el que la oposición siempre ha señalado posibles negligencias administrativas.

En su momento, los vecinos alertaron en numerosas ocasiones de que las obras que se estaban realizando en el antiguo pub ‘Masters’ estaban provocando importantes afecciones en la estructura del edificio. Según los afectados, las denuncias en el Consistorio fueron reiteradas pero desoídas, y fue gracias a una llamada de un vecino unas horas antes del colapso de la estructura se pudo desalojar el inmueble y evitar que hubiera víctimas.

Todo se produjo, según el expediente sancionador del Ayuntamiento, por un “exceso de obra” en el local, donde los vecinos denunciaron que se había metido “una mini pala”. Dichas obras terminaron por afectar un muro de carga y rebajar el suelo más de lo que la licencia de obra menor permitía, produciendo el derrumbe de esa zona del edificio.

Varios de los vecinos, aquellos cuyas viviendas no se vieron afectadas por el derrumbe, pudieron volver a sus casas, pero el resto sigue sin poder acceder un lustro después.

Comentarios