viernes 3/12/21

El Ayuntamiento de Santander aprobará mañana, martes, en Junta de Gobierno Local la adjudicación a la empresa TK Elevadores España del servicio de mantenimiento integral de las escaleras y rampas mecánicas, plataformas, ascensores exteriores y ascensor inclinado de la ciudad. Así lo ha anunciado el concejal de Movilidad Sostenible, César Díaz, quien ha informado de que el servicio se adjudicará por un importe de 446.481 euros al año durante dos años, con posibilidad de prorrogar el contrato por otros dos años más.

Santander cuenta actualmente con 15 itinerarios verticales que han supuesto una inversión de 27,3 millones de euros. El concejal ha remarcado el "carácter social" de estas actuaciones, al beneficiar especialmente a personas mayores o con movilidad reducida. Más de 8 millones de usuarios, concretamente 8.041.500, utilizaron los itinerarios de movilidad vertical existentes en Santander en 2019, lo que, a su juicio, constata que cada vez son más los vecinos que optan por desplazarse de forma sostenible por Santander utilizando para ello los ascensores, rampas y escaleras mecánicas.

"Con la puesta en marcha de este tipo de proyectos queremos facilitar la movilidad a todos los ciudadanos, favorecer una ciudad cohesionada en la que los barrios estén cada vez mejor conectados y seguir cosiendo la ciudad con ejes de conexión transversal", ha afirmado.

El edil ha avanzado que el Consistorio continuará estudiando opciones "para aumentar la movilidad peatonal, sostenible y segura, hacer una ciudad más accesible y amable, y propiciar que los desplazamientos sean a pie, que es lo más saludable" siguiendo así la línea marcada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. En este sentido, ha explicado que se encuentra ya en tramitación el itinerario vertical que unirá Jesús de Monasterio con Juan XXIII (por la calle Florida) a través de tres tramos de rampas mecánicas en la calle Florida, para salvar un desnivel de 14 metros entre las calles Rubio y Cisneros y dos tramos más de escaleras mecánicas en el parque Recaredo, donde el desnivel alcanza los 9 metros.

"Moverse por Santander será cada vez más fácil, cómodo y sostenible para que los vecinos primen los desplazamientos a pie como alternativa al vehículo privado", ha concluido.

Comentarios