viernes. 19.04.2024

La Plataforma Salvar la Magdalena ha exigido al Ministerio de Transición Ecológica la retirada del espigón de la playa de la Magdalena, después de que el Pleno de Santander haya aprobado este jueves una moción del PP instando al Gobierno de España a paralizar su desmantelamiento y retomar la construcción del que falta. En este sentido, el colectivo ha acusado a la alcaldesa, Gema Igual, de querer retomar las obras y completar el segundo espigón para “defender unos intereses que poco tienen que ver con el interés general de los vecinos de Santander”.

El colectivo, que inició en 2018 una campaña para detener el avance de las escolleras, que en su opinión "amenazan" la integridad natural de la playa de la Magdalena, también ha anunciado que se va a volver a movilizar ante "los intentos" de Igual de continuar con el proyecto. En nota de prensa, la plataforma defiende que Santander "es la única ciudad" del norte de España que dispone de dos playas en plena zona urbana, como son La Magdalena y Peligros, con un alto grado de naturalidad y orientadas al sur.

Para Fernández, el espigón es "un atentado a la bahía"

Añade que otras playas del norte trasladan arena anualmente "de una punta a otra" para mantener su aspecto, y La Magdalena y Peligros "merecen, con mayor motivo, un tratamiento similar, para preservar la alta calidad de su singular paisaje". Señala igualmente que el coste anual de distribución de arena de La Magdalena-Peligros es de "unos 50.000 euros", un gasto que considera "fácilmente asumible" cuando el presupuesto municipal para el mantenimiento de playas es de "un millón de euros, el de parques y jardines de 11 millones, y el coste de las innecesarias escolleras es de más de 2 millones".

Por ello, defiende "el derecho" a seguir disfrutando de la naturaleza y belleza de las playas de La Magdalena y Peligros y del "excepcional y emblemático paisaje de nuestra bahía como siempre hemos hecho". La plataforma recuerda asimismo que, con el cambio del Gobierno de España en 2019 se logró detener, gracias a la presión de la ciudadanía, el avance de las obras del segundo espigón y el compromiso de retirada del primero, cuyo expediente de ejecución sigue su curso y exige al ministerio que lo culmine.

PROPUESTA PP

El comunicado surge a raíz de lo tratado en el Pleno del Ayuntamiento de Santander celebrado este jueves, el primero ordinario de la legislatura. En él se ha aprobado una moción del PP para instar al Gobierno de España a paralizar definitivamente el desmantelamiento del espigón de la Magdalena y a retomar urgentemente la construcción del que falta para completar la actuación de estabilización de las playas de Los Peligros-La Magdalena-Bikinis. Además, el Partido Popular se compromete a estudiar, en colaboración con el Instituto de Hidráulica (IH Cantabria) y especialistas en la materia, posibles medidas que mejoren la integración visual y paisajística de los espigones.

La iniciativa ha salido adelante con el apoyo del PP y Vox, y el voto en contra del resto de la oposición (PSOE, PRC y IU-Podemos), que ha coincidido en reclamar al equipo de Gobierno popular diálogo, colaboración institucional y consenso, subrayando que "no es una cuestión política" sino una medida para beneficiar a la ciudad, y que ha defendido soluciones "blandas" con menor impacto visual.

También han recordado que la anterior legislatura comenzó con el mismo asunto, pero en sentido contrario: con el PP -entonces socio de Gobierno de Ciudadanos- solicitando el desmantelamiento del espigón.

El portavoz del Grupo Popular, César Díaz, ha replicado que, tras años reclamando frente al "sectarismo político" socialista, "el diálogo tiene un tiempo, y cuando chocas contra muro, se pasa a reivindicar de otra manera". Y ha defendido que, frente a otros cuatro años "hablando de qué hay que hacer para estabilizar la playa", la alternativa es "actuar", y que el IH analice si se puede minimizar el impacto del dique y expertos paisajistas "vean si hay posibilidad de mejorar la integración".

Díaz ha acusado al PSOE de "no haber hecho nada" durante su gobierno a favor de las playas de Santander

Su homólogo socialista, Daniel Fernández, ha reprochado que el PP inicia hoy "el cambio para defender lo contrario" de lo que acordaron Ayuntamiento y Gobierno de Cantabria la pasada legislatura y, al respecto, ha considerado el primer debate del Pleno "un ejemplo del oportunismo político del PP".

Para Fernández, el espigón es "un atentado a la bahía" y ha afirmado que "el gran problema de la escollera es que pusieron demasiadas piedras". También ha censurado que "es mentira que no hubiera más alternativas", pero el PP se decantó "por la solución más barata", defendiendo que existen otras "blandas, menos agresivas y no tan grises" en lugar de "mamotreto".

Así, ha insistido en "no optar por la menos cara y de mayor impacto" sino llegar "a un gran acuerdo" entre partidos. "Volvamos al acuerdo, a sentarnos con el IH, que 20 años después tendrá mejores soluciones". El PSOE "siempre optará por la solución más ecológica y más blanda, de acuerdo con las instituciones y el IH", ha afirmado.

Por su parte, la concejala de Vox, Laura Velasco, ha acusado al PSOE de haber utilizado las playas de Santander "como herramienta política", sin importarle el "interés" de los vecinos, así como de ser el responsable "de la imagen bochornosa" de los arenales. Ha asegurado que la única solución para mantener la Magdalena son los dos espigones y en este sentido ha aplaudido el "cambio de criterio" del PP, subrayando que este asunto "no es una cuestión política". También ha defendido que los espigones no impactan en la biodiversidad, que se ha "regenerado" gracias al existente.

El portavoz del PRC, Felipe Piña, que ha presentado una moción trasacional que el PP ha rechzado, se ha mostrado sorprendido porque la primera iniciativa del equipo de Gobierno sea sobre los diques, en su opinión, con el fin de "distraer la atención sobre temas importantes de la ciudad".

El regionalista ha pedido acuerdo, colaboración y consenso para llegar a la mejor solución "lógica desde el punto de vista técnico y paisajístico" y en este sentido, ha "tendido la mano" para insistir al Ministerio para la Transición Ecológica en que rellene la playa, para retirar los espigones y, si no fuera posible, para que éste tenga un impacto visual "mucho menor" y no sea "el adefesio" actual.

El portavoz de IU-Podemos, Keruin Martínez, ha criticado el "impacto paisajísitico y la ineficacia manifiesta" del dique, al que existen alternativas como los trasvases continuos de arena, el perfilado de la playa y su mantenimiento, todo ello con un coste de unos 60.000 euros, ha defendido, como también la apuesta por el diálogo y la colaboración con el Gobierno de España.

Finalmente, Díaz ha acusado al PSOE de "no haber hecho nada" durante su gobierno a favor de las playas de Santander -desde la Magdalena a La Horadada o el Rema, pasando por las secuelas de los temporales-. También ha subrayado que "o hay un relleno periódico o no se pueden mantener las playas", recordando la negativa de Madrid de acometerlos, y ha enfatizado que, entonces, o desaparece la playa o se construye el segundo espigón. El edil se ha mostrado abierto a que el IH revise bajar la cota de coronación -que tiene un margen, ha advertido- y a que se analice si se puede pasear por él, alertando de que habrá que garantizar la seguridad cuando sea fuerte el oleaje.

Acusan a Igual de querer mantener los espigones y “defender unos intereses que poco...
Comentarios