sábado. 04.02.2023

Un hombre de 34 años ha sido detenido en Santander por agredir a un policía local que le pidió la documentación para identificarle después de que su expareja avisara de que éste estaba llamando "constantemente" al timbre del portal de su domicilio.

Los hechos se produjeron ayer, domingo, sobre las 9.20 horas en la calle Ruiz de Alda, a donde acudieron los agentes después de que una mujer llamara alertando de que su expareja estaba llamando "constantemente" al timbre de su portal.

Al llegar al lugar los agentes pidieron al hombre la documentación, momento en que éste, "en actitud agresiva, reaccionó violentamente" contra ellos, "lanzando un manotazo a uno de ellos" por lo que tuvo que ser reducido y detenido, a lo que opuso "una fuerte resistencia", según ha informado la Policía Local. Tras los hechos, los agentes instruyeron las preceptivas diligencias judiciales por un supuesto delito de atentado a agente de la autoridad.

OTRAS DENUNCIAS

Por otra parte, durante el fin de semana, la Policía Local denunció a seis personas por consumir alcohol en la vía pública y a dos de ellos por no tirar en la basura los restos de botellón.

También los agentes incautaron a siete personas diversas sustancias estupefacientes (marihuana, hachís y cocaína), además de a otros dos un bate de beisbol y una copa de cristal rota, respectivamente.

Además, fueron denunciados seis negocios hosteleros de la ciudad por distintos incumplimientos de la normativa, la mitad de ellos relacionados con molestias al vecindario por tener la música alta, careciendo además de licencia para ello.

También el pasado jueves la Policía denunció al responsable de una vivienda del grupo Los Pinares por molestar a los vecinos con música y voces de los participantes en una reunión en su casa.

Por otra parte, también durante el fin de semana, se instruyeron diligencias judiciales, en calidad de investigados no detenidos, contra cinco conductores por supuestos delitos contra la seguridad vial. Tres de ellos fueron sorprendidos conduciendo ebrios -uno cuatriplicó la tasa permitida, otro que había chocado contra un árbol la triplicó y fue denunciado por faltas de respeto a los agentes, y el restante la duplicó- y los dos restantes por circular pese a haber perdido todos los puntos del carné de conducir.

Comentarios