domingo. 27.11.2022
SANTANDER

El 90% de los participantes en el programa 'Verano Teenager' recomienda la experiencia

La valoración media sobre 10 ha alcanzado los 8,3 puntos en las encuestas de satisfacción a los 161 jóvenes participantes.

Verano Teenager
Verano Teenager

El 90% de los participantes en el programa 'Verano Teenager' para adolescentes del Ayuntamiento de Santander recomienda la experiencia y volvería a repetirla. Esta es una de las principales conclusiones de las encuestas de satisfacción realizadas a los asistentes a estos campamentos urbanos dirigidos a ofrecer un ocio alternativo y saludable para los jóvenes de la ciudad durante las vacaciones estivales.

Así lo ha dado a conocer la concejala de Juventud, Noemí Méndez, quien ha hecho balance de este proyecto que ha consistido en la celebración de siete campamentos urbanos dirigidos a adolescentes y jóvenes de entre 13 y 18 años, desarrollados de lunes a viernes, de 10.00 a 18.00 horas, hasta el pasado 26 de agosto.

En total participaron 161 jóvenes, con una media de edad de 14,2 años, y al igual que La Noche es Joven, el Verano Teenager destaca por su vertiente socializadora, de modo que los asistentes lo consideran un recurso donde conocer gente y hacer nuevas amistades.

La concejala ha destacado el "éxito" de esta nueva edición, en la que ha habido "más oferta que nunca" ya que se ha dado cabida a más empresas especializadas en ocio juvenil y se ha ampliado la programación con propuestas "muy interesantes". Con respecto al nivel de satisfacción, la edil ha destacado que en su gran mayoría los asistentes han valorado las actividades de una manera muy satisfactoria, han pedido que el proyecto se siga repitiendo en años posteriores y ampliando la oferta de iniciativas.

En este sentido, la valoración media sobre 10 ha alcanzado los 8,3 puntos y en cuanto a la consecución de las expectativas previas, más del 60% valoró la experiencia como "mejor" de lo que se esperaba. Méndez ha hecho hincapié en que se prestó especial atención a la oferta de actividades, de modo que resultase atractiva y accesible económicamente, gracias al precio público establecido, 40 euros, "muy por debajo de los precios del mercado, especialmente en aquellos campus que incluían más actividades gestionadas externamente".

Así, a lo largo de cada semana los jóvenes pudieron familiarizarse con actividades lúdicas, preferentemente al aire libre, como gymkanas, juegos de escape, robótica, realidad virtual y aumentada, actividades acuáticas, juegos en las playas, senderismo, excursiones con bicis eléctricas, deportes, talleres artísticos, pop-rock, etc. todo ello junto a monitores especializados.

Comentarios