lunes. 27.05.2024

El primer quirófano híbrido del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que combina "lo más puntero" de la cirugía con la tecnología "más innovadora" de diagnóstico por imagen, entrará en funcionamiento el próximo lunes.

La principal novedad de este nuevo quirófano es que permite hacer, al mismo tiempo, pruebas diagnósticas y cirugías, ayudando a realizar aquellas más complejas de forma "rápida, fácil, segura y, también, menos invasiva". En la práctica, se estima que podrán beneficiarse de este nuevo equipamiento "un gran número de pacientes", ya que Valdecilla realiza al año más de 800 cirugías del sistema vascular y más de 1.500 radiologías vasculares.

Además, cuenta con un brazo robotizado que permite realizar angiografías con imágenes de alta precisión, una tecnología especialmente beneficiosa para intervenir en patologías como el aneurisma de aorta abdominal y enfermedades vasculares de otros órganos, además de patologías no vasculares, fundamentalmente oncológicas y traumáticas. También permite atender en un solo procedimiento patologías urgentes que ahora se realizan en varios días.

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha visitado este jueves el nuevo quirófano, denominado 'Doctor Andrés González Tutor', en recuerdo del doctor que hace 50 años puso en marcha el Servicio de Radiodiagnóstico en el hospital. "Hoy es un día importante para el sistema sanitario público, para la sanidad pública y para sus pacientes y profesionales", ha trasladado Buruaga, que ha destacado que este quirófano supone "un gran avance en el campo de la cirugía, ya permite el trabajo conjunto de cirujanos y radiólogos intervencionistas".

En la visita a este quirófano, el número 33 del hospital público, la presidenta ha estado acompañada por el consejero de Salud, César Pascual; por la gerente del hospital, Dolores Acón; el jefe de Cirugía Cardiovascular, José Francisco Gutiérrez; y el jefe de Radiología del hospital, Andrés González Mandley.

González Mandley ha considerado un "orgullo" ver cómo se incorporan nuevas tecnologías con el apoyo de las instituciones y el impulso de los trabajadores para mejorar el tratamiento de pacientes; y ha agradecido el que este quirófano lleve el nombre de su padre que, junto a los cirujanos cardiovasculares, puso en marcha tecnologías híbridas en el hospital.

El nuevo quirófano permite una mayor precisión intraoperatoria en las cirugías que se realizan a los pacientes ya que pueden obtener imágenes de una gran calidad en el mismo momento en el que se están realizando, lo que permite a los cirujanos comprobar la eficacia de la intervención antes de que finalice.

Además, el complejo quirúrgico guiado por imagen aumenta la seguridad del paciente y no es necesario repetir pruebas ahorrando al paciente la administración de contrastes y la exposición a radiación, y facilita que cirujanos y radiólogos intervencionistas puedan trabajar de manera coordinada dentro del entorno quirúrgico.

La puesta en marcha de este quirófano ha supuesto una inversión de 2,7 millones de euros, sumando el equipamiento y la obra que ha sido necesaria, y ha contado con la financiación europea de 800.000 euros con cargo al programa INVEAT.

Valdecilla estrenará el lunes su primer quirófano híbrido, que permite hacer al mismo...
Comentarios