lunes 27/9/21
CORONAVIRUS

Los trabajadores de los Centros de Atención a la Primera Infancia del Gobierno de Cantabria denuncian que no les han vacunado

Trabajadores del CAPI de Castro Urdiales han denunciado que siguen sin recibir la vacuna
Trabajadores del CAPI de Castro Urdiales han denunciado que siguen sin recibir la vacuna

El pasado 8 de abril estaba previsto que los trabajadores de los Centros de Atención a la Primera Infancia (CAPI) recibieran la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. Sin embargo, ese mismo día se suspendió la administración de la misma. Más de 20 días después de esa fecha, y habiéndose retomado la estrategia de vacunación con esta compañía, estos trabajadores siguen “sin ninguna noticia sobre cuándo vamos a ser vacunados”.

Es por ello que, en un comunicado, los empleados del CAPI de Castro Urdiales han solicitado la “inmediata vacunación” de los profesionales para asegurar “una protección tanto para los técnicos de educación infantil como el resto de profesionales del centro y de los niños y niñas que asisten a nuestros centros de educación infantil”.

“Teniendo en cuenta que realizamos tareas educativas y asistenciales con menores de entre 0 y 3 años, con un contacto directo y permanente donde los niños y niñas no llevan mascarilla, consideramos que somos personal con un alto nivel de riesgo”, argumentan, señalando que, de hecho, “ya tenemos en alguno de los centros hasta tres compañeros y compañeras con COVID, y hemos tenido que confinar varios trabajadores y a unas cuantas aulas”.

En el mismo comunicado solicitan también que “en la vacunación se incluyan las personas disponibles de las bolsas de trabajo de Técnico Superior en Educación Infantil, Servicios, Técnicos de cocina y Mantenimiento”, pues “se mueven de centro a centro, pudiendo llegar a ser un importante factor de propagación”.

Comentarios