jueves 23/9/21
CORONAVIRUS

La situación es "preocupante" en los hospitales cántabros, que ingresan un paciente COVID cada hora

Hospital Valdecilla de Santander
Hospital Valdecilla de Santander

La situación de la pandemia en los hospitales de Cantabria es "preocupante", ya que ingresan un paciente con coronavirus cada hora y dan el alta a otro cada dos horas, lo que hace que los centros hospitalarios públicos se estén "llenando" de ingresados con Covid-19. Así lo ha dicho este miércoles el director general de Salud Pública de Cantabria, Reinhard Wallmann, quien ha destacado que actualmente hay 208 hospitalizados con Covid, que son 12 más que en el peor momento de la segunda ola.

En los últimos 14 días se han infectado cuatro de cada mil cántabros

"Nuestros hospitales se están llenando de pacientes Covid", ha insistido tras detallar que en los últimos 14 días se han infectado cuatro de cada mil cántabros y que en aproximadamente el 30% de las personas que presentan algún síntoma se acaba confirmando el contagio. En concreto, la incidencia acumulada a los 14 días está en 388 contagios por cada 100.000 habitantes y a día de hoy hay 3.244 casos activos. Al hilo de la situación en los hospitales ha destacado que el de Laredo, con una ocupación a día de hoy del 17,5% por ingresados Covid, ya ha empezado a trasladar pacientes a Valdecilla y que éste, a su vez, ya dedica siete unidades de enfermería a los contagiados.

La presión es especialmente "muy alta" en las UCI, donde se encuentran ahora 34 pacientes, lo que supone una ocupación del 31,2%. Esto provoca un "impacto muy importante", ha incidido el director general de Salud Pública, que ha indicado que, aunque aún hay camas disponibles en Cuidados Intensivos, "hay que ser muy conscientes" de que también las necesitan pacientes con otras patologías.

Valdecilla inauguró hace cinco días su nueva UCI Covid, con 18 camas que todavía no se han utilizado pero están "a punto". Ante esta situación, Wallmann ha recalcado que "somos nosotros los que damos la oportunidad al virus de propagarse" y que "si cumplimos las normas básicas, esa oportunidad desaparece". Por ello, ha recordado las medidas a seguir para evitarlo: distanciamiento, uso de mascarilla también en las terrazas, limitar las reuniones al mínimo posible, lavarse las manos con frecuencia y hablar bajo o no gritar, porque "el silencio protege".

Según ha indicado, la evolución de la pandemia en Cantabria sigue siendo de crecimiento y los contagios han subido un 7% en la última semana, pero "no hay una aceleración muy importante". Por el momento no hay ningún indicador que señale que el virus "se está disparando", y aunque "no sabemos lo que va a pasar en esta semana" por ahora la tendencia "es buena".

CEPA BRITÁNICA

También ha dicho que es "preocupante" el avance de la variante británica del virus en la región, a la que ya pertenecen una cuarta parte de los casos que se detectan. Aunque todavía no está confirmado que así sea, las muestras tomadas son de "altísima sospecha". En este sentido, ha explicado que ya se han recibido los primeros análisis definitivos y se ha confirmado que de las 32 muestras enviadas para analizar, 31 corresponden a la cepa británica. Esto demuestra que "la sensibilidad de nuestro sistema de cribaje es muy alto y probablemente se confirme que esta cepa se está imponiendo en Cantabria".

Además, ha señalado que no hay un foco concreto donde se den más casos correspondientes a esta variante, sino que está "en todos los sitios" de la región, por lo que se puede hablar de transmisión comunitaria.

Comentarios