martes. 05.03.2024

Desde el Sindicato Médico consideran que "dicho tipo de contrato se abolió no por capricho o por cesión al Sindicato Médico sino porque la Ley de Estabilización emanada de la normativa europea prohíbe explícitamente este tipo de contrato, al limitar las contrataciones a aquellas claramente justificadas e impidiendo los contratos comodín”.

Asimismo, desde el Sindicato consideran que su uso abusivo por parte de la gerencia de AP había llevado a un mayoritario rechazo de este tipo de contratos por parte de los médicos sustitutos. En dicho acuerdo, aseguran, se pactó la manera más garantista de recolocar a esos médicos de manera que se cumpliera la norma y además se posibilitara la retención de los mismos, que no fue otra que asignarlos como plantilla estable en diferentes centros de salud bien en EAPs o en SUAPs, dada la evidente necesidad existente.

En las conversaciones mantenidas con el nuevo consejero creen que pareció mostrarse de acuerdo, llegando incluso a proponer ampliar las plantillas orgánicas para dar cabida a los mismos. Incluso hubo coincidencia en el número de médicos que necesitamos, que era de unos 140 médicos de familia y 15 pediatras sin contar las jubilaciones. No entienden por tanto este cambio de criterio, indica el Sindicato de nota de prensa.

"Los mensajes que están enviando los nuevos dirigentes sanitarios, tanto con el área única como con la creación de una nueva categoría profesional de médico de continuidad supone una gravísima irresponsabilidad en las circunstancias actuales e incluso un profundo desconocimiento normativo. Cantabria tiene un enorme problema no ya de retención de médicos residentes cuando terminan su especialización sino de captación de graduados recién egresados que no consideran atractivo realizar aquí la especialidad de familia. Este tipo de mensajes sin duda alguna contribuye a ahuyentar aún más a los posibles candidatos y agravará aún más la dramática escasez de profesionales".

Su mayor preocupación es que "transcurridos ya más de 150 días de la toma de posesión del nuevo gobierno, la situación entre los profesionales sanitarios es de decepción absoluta. Lejos del tan cacareado pacto por la sanidad, todo indica que lo que se busca es la confrontación con los profesionales. La consigna dada a los nuevos gerentes es la de apretar aún más a unos profesionales que llevan años sobrecargados, maltratados y mal pagados".

Además, desde el Sindicato Médico se pone en duda que los nuevos gestores, acostumbrados a llevar a cabo su trabajo en una época en la que sobraban médicos, sean capaces de adaptarse a una situación de escasez como la actual pues siguen actuando como si el médico fuera un profesional de usar y tirar cuando se ha convertido en un bien escaso y preciadísimo en todo el mundo occidental. Están poniendo continuamente de manifiesto su incapacidad de entender y comprender la forma de pensar, actuar y relacionarse con su trabajo de las nuevas generaciones de profesionales.

No es menor la sorpresa que le genera a este Sindicato el hecho de que una presidenta que encabeza manifestaciones pidiendo y exigiendo más democracia sea la primera que incumple los más básicos preceptos de la misma, al usar leyes como la de los presupuestos, para sacar adelante cambios normativos que nada tienen que ver con ello o al intentar evitar el cumplimiento de los acuerdos firmados entre el gobierno de Cantabria y los médicos. Echamos en falta valentía y coraje para decir a los ciudadanos que durante 10-12 años nos van a faltar médicos en los centros de salud y consultorios y que tendrán que asumir sacrificios.

Por último, concluyen en que "los médicos seguiremos dando lo mejor de nosotros pero sin renunciar en ningún caso a ejercer nuestra profesión pues somos médicos y pediatras de AP cuya esencia consiste en conocer a nuestros pacientes no en aterrizar cada día en un lugar diferente para tapar las vergüenzas de quienes no quieren/saben gestionar como es debido".

El Sindicato Médico pone en duda que los nuevos gestores sean capaces de adaptarse a...
Comentarios