sábado. 18.05.2024

El Sindicato Médico ha participado este lunes en una reunión de la mesa de seguimiento del acuerdo que puso fin a la huelga del pasado mes de noviembre en Atención Primaria, que no cree "en absoluto" que se haya cumplido al 80% como manifestó la semana pasada el consejero de Sanidad, Raúl Pesquera.

En concreto, existen dos importantes "discrepancias" que los profesionales sostienen que no se están cumpliendo, una en torno a las denuncias que presentan por agresiones sufridas y otra en torno a las plazas que van a ocupar los médicos de continuidad que tenían contrato hasta el 31 de enero, ya que aún quedan 13 sin plaza asignada.

En este sentido, denuncian que además se están "enterando por la prensa" a qué plazas están yendo estos médicos, y creen que su destino corresponde más a criterios "electoralistas" que a las verdaderas necesidades asistenciales, como ha señalado a Europa Press el vicepresidente del sindicato, Santiago Raba, que ha advertido que Sanidad "tiene que negociar" esas plazas y sus condiciones de trabajo. 

En cuanto a las denuncias por agresiones, ha explicado que quienes las ponen no reciben después ningún "feedback" ni se les informa de su resultado, además de que "muchas se están archivando sin hacer las comprobaciones suficientes", como investigar para corroborar lo ocurrido o hablar con testigos.

Por otro lado, Raba ha añadido que las agendas de un máximo de 35 pacientes que se fijaron como tope diario se están "medio cumpliendo", y "casi todas las semanas" el sindicato recibe alguna queja al respecto y aún se sigue sin tener "instrucciones claras" sobre qué hacer con el paciente número 36. Y eso cuando todavía "estamos en una etapa buena", pues "la prueba de fuego" será cuando empiece el verano.

El Sindicato Médico ha trasladado estas discrepancias en la reunión a Sanidad, por lo que espera que, como le ha trasladado, tome "medidas correctoras" para solventarlas.

SUBIDA DE LAS 'PEONADAS'

En paralelo, ambas partes tienen pendiente llegar a un acuerdo en torno a la retribución por las llamadas 'peonadas', es decir, las intervenciones quirúrgicas, pruebas o consultas que realizan los médicos por las tardes, fuera de su horario ordinario, con el objetivo de reducir las listas de espera.

Este asunto no se habría abordado en la reunión de hoy, cuya misión era hacer seguimiento del acuerdo que puso fin a la huelga, por lo que el sindicato espera que se le convoque a finales de esta semana para seguir negociando después de que sus profesionales decidieran dejar de hacer este trabajo extraordinario desde comienzos del mes de marzo hasta que se actualizara lo que cobran por él.

El Sindicato Médico no cree "en absoluto" que Sanidad haya cumplido al 80% el acuerdo
Comentarios