jueves 26/5/22

Los enfermeros y fisioterapeutas cántabros han vuelto a concentrarse este martes, en esta ocasión ante el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, para seguir reclamando unas condiciones laborales "dignas" y plantillas "adecuadas" a las "necesidades reales" y que permitan cuidar a los pacientes "con calidad y seguridad".

Esta concentración, convocada por el sindicato SATSE, y seguida por varias decenas de profesionales de ambos colectivos, se replicará este martes en otras capitales españolas al igual que ocurrió con la celebrada el pasado 10 de febrero en los centros de salud. Hoy la protesta se ha trasladado a los hospitales, en Cantabria al de Valdecilla, para denunciar el "grave deterioro" que sufren al tener unas "plantillas bajo mínimos". También censuran las condiciones de los enfermeros y fisioterapeutas en estos centros, con "excesos" de jornada y "recorte de derechos".

Así lo ha explicado la secretaria autonómica de SATSE, Ana Samperio, que ha vuelto a reiterar las reivindicaciones que persiguen estos profesionales con estas concentraciones que, previsiblemente, si no se les atiende, y la Administración sigue "tomándoles el pelo", irán aumentando de intensidad y no se descarta "otro tipo de medidas".

Estos profesionales sanitarios reclaman unas condiciones laborales "dignas" que, entre otras cosas, les permitan conciliar la vida laboral y familiar y también que los "excesos de jornada" que, según Samperio, deben hacer por la "escasez de plantillas", se les retribuyan "correctamente". También piden una jubilación anticipada parcial por el "duro desgaste físico y emocional" que sufren durante una trayectoria profesional "muy amplia".

A nivel nacional, insiste en la "gran necesidad" que hay de aprobar unas Ley de Seguridad del Paciente -o ley de ratios-, una reclamación que, según dice, en 2020, en plena pandemia y cuando estos profesionales sanitarios eran "aplaudidos" y considerados una especie de "héroes", fue admitida en el Congreso pero ahora, dos años después, sigue sin aprobarse. "Parece que ahora ya todo se ha olvidado y que aquellas promesas no llegan a buen fin", ha lamentado.

Samperio ha explicado que desde que se iniciaron las movilizaciones en Cantabria no han tenido ningún contacto al respecto con la Consejería de Sanidad salvo la transmisión de sus peticiones en estas protestas a través de los cauces normales, como es la Mesa Sectorial. Y ha insistido en que, "en función de la respuesta" que tengan por parte de la Administración nacional y autonómica a estas reivindicaciones, se fijarán las movilizaciones y otras posibles medidas. Así, en Cantabria, podrían llevar sus protestas ante el Servicio Cántabro de Salud, y en Madrid al Congreso.

Comentarios