viernes. 31.03.2023

El consejero de Sanidad, Raúl Pesquera (PSOE), ha reconocido que los datos de las listas de espera en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) "no son buenos" y, entre otras medidas para mejorarlos, ha anunciado un millón de euros más para programas especiales en quirófanos, consultas y pruebas diagnósticas.

Además, se pondrán medidas para una mayor eficiencia en la citación, promoviendo que el paciente sea citado "en la agenda que antes resuelva su demanda" y facilitando que se puedan anular consultas o pruebas para poder ocupar los huecos para otros pacientes, y, para una "mayor transparencia", se va a publicar mes a mes los datos de la lista de espera en la web del SCS. Así lo ha avanzado este lunes en el Pleno del Parlamento en su respuesta a una interpelación del PP sobre esta cuestión y que ha tenido lugar solo unos días después de que el SCS diese a conocer los datos a 31 de diciembre de 2022, que indican que la lista de espera quirúrgica se cerró con 15.322 pacientes, con una demora media de 153 días, 7 días más que a cierre del año anterior.

"Nunca ha habido en la historia de la comunidad tanta gente esperando tanto tiempo para una consulta, para una prueba o para operarse", ha alertado el diputado del PP César Pascual, quien cree que los datos reales superan a los oficiales que se han dado y ha asegurado que "los pacientes que de verdad esperan" para operarse llega a "casi 20.000". Además, Pascual ha afirmado que hay unos 60.000 pacientes que están esperando para una consulta o 44.000 aguardan a una prueba diagnóstica, algo sobre lo que ha advertido ya que puede suponer un retraso en el diagnóstico de enfermedades graves, causando un problema en el futuro. Ante esta situación, ha pedido al consejero "soluciones" para atajar esta situación.

El consejero ha reconocido que "los datos no son buenos" pero los ha achacado a que en 2022 se "ha batido récord en cuanto a entrada de usuarios en listas de espera" y "es el año en que más pacientes han entrado en el registro para someterse a una operación". Concretamente, entraron 35.990 frente a los 32.708 del año anterior, un 10% más.
A los nuevos pacientes, Pesquera ha señalado que también se tienen que absorber aquellos procesos que se vieron afectados y demorados a raíz del Covid. También ha subrayado que "se opera sin demoras todo lo urgente" y que no puede esperar, como oncología y cardiovascular, y lo que más se demora son intervenciones como "juanetes" u otro tipo de procesos no urgentes.

Pesquera ha asegurado que las listas de espera en Sanidad son una "prioridad" para el Gobierno y se trabaja para reducirlas. De hecho, ha afirmado que "se está operando más que otros años" -en turno de mañana y de tarde- y se han aprobado programas especiales con más inversión para financiar la actividad de tarde en quirófanos.

Comentarios